Garantizan derechos de trabajadores mexiquenses ante cambio en ley

31

México.- La reforma a la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de México y Municipios respeta los derechos de los trabajadores y pensionados, aseguró Alberto Luis Peredo Jiménez, director general del ISSEMyM.

Esta ley respeta derechos, prestaciones y beneficios de los más de 375 mil servidores públicos en activo y 62 mil pensionados, además de que los trabajadores de nuevo ingreso contarán con las condiciones necesarias para un retiro digno, sostuvo.

“No deben tener motivo de preocupación, su patrimonio está garantizado, las reglas de operación siguen siendo las mismas de aquí en adelante”, puntualizó el titular del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).

Explicó que la diferencia es que los nuevos trabajadores tendrán una cuenta individualizada a través de la Afore que elijan, mientras que los trabajadores en activo que están en un fondo de reparto solidario tienen la libertad de permanecer así o cambiar a una cuenta individual, si les parece conveniente.

“Es importante enfatizar que no se están privatizando sus recursos. Simplemente se pasará de una Afore universal, en la que todos estamos, a una individual para los trabajadores de nuevo ingreso y para los trabajadores en activo que lo consideren pertinente, a quienes se les abrirá una cuenta individual en una administradora de su libre y personal elección”, indicó.

Peredo Jiménez explicó que este nuevo esquema abre la posibilidad de contar con un sistema integral de créditos con un fondo creciente para préstamos personales e hipotecarios, al tiempo que habilita la posibilidad de que los trabajadores activos que migren a otras instituciones de seguridad social acrediten su antigüedad a través de un bono.

“La reforma contempla la creación de un capítulo específico que regula la posibilidad de que el ISSEMYM suscriba convenios de portabilidad con otras instituciones de seguridad social como el IMSS y el ISSSTE”.

Reiteró a los servidores públicos y pensionados que la nueva ley entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2019, por lo que durante el presente año no habrá ninguna modificación.