¿Ninel y Lorena Herrera se aborrecen?

892
Daniel Bisogno

Dicen que hasta entre perros hay razas, dicen también que una tamalera no puede ver a otra tamalera, y el claro ejemplo de esto es la relación tan ríspida por no decir de la mismísima recontra chingada que tienen mi querida Ninel Conde y mi también estimada Lorena Herrera, esta rivalidad surgió seguramente porque las dos podrían tener más o menos el mismo perfil, es decir, las dos hacen palenques y teatros del pueblo, con honestidad su fuerte fuerte así que tú digas su fuerte pues no es cantar sino más bien enseñar, que, aclaro, esto no demerita su show absolutamente en nada pues las dos prenden al público y cumplen con su cometido que es divertir y poner calientes a los asistentes, las dos tienen sus chichotas, sus nalgotas, sus piernotas bien torneadas, se han invertido en sí mismas, o sea hay producción, no como algunas señoras gordas envidiosas dicen “están todas operadas, con esas operaciones yo estaría igual”, ¡ni madres señoras! Ellas están buenísimas por disciplinadas, por pasar horas y horas en el gimnasio, por tener la fuerza de voluntad de no tragarse la Torta que usted se chinga hasta de a doble porción, independientemente de que el cirujano les haya puesto el broche de oro, honor a quien honor merece, no cualquiera tiene ese cuerpo por mucho cuchillo que se haya metido, o ¿cuántas amigas tiene usted que estén como ellas? Pero por lo mismo se ha generado la competencia y la rivalidad y por eso se odian, no se pueden ver ni en pintura, y mire lo que son las cosas de la vida, cono dice el dicho “Lo que no puedes ver en tu casa lo has de tener”, ¡la vida las acomodó en la misma obra de teatro! Y eso no es lo peor, las dos hacen el mismo papel de fámulas, es decir que alternan el personaje, es decir que si bien no usan el mismo vestido si usan el mismo plumero, el mismo mandil y la misma escoba, díganle si no es una pinche ironía del Eterno, coinciden en el personaje de criadas y lo que comparten son ¡artículos de limpieza! ¡No me digan que no es una fregonería eso! Además como no se hablan pues se mandan recados con los de la producción con cosas como “Dile que no me deje el plumero tan despelucado” o “dile que cuando ocupe la escoba la deje bien estacionada”. Yo pagaría por estar en esa compañía y ver todos estos detalles entre las dos, lo que no saben ellas y se los quiero compartir porque tengo la fortuna de conocerlas a las dos ( no como quisiera) pero las conozco, más a mi Ninel con la que he compartido muchas obras de teatro, las dos podrían ser las mejores amigas del universo, las dos son simpáticas, con un humor parecidón, cáustico como a mí me gusta, sencillotas, francotas, de verdad que si se descubren una a la otra serían íntimas, incluso peligrosas, pues recuerden que la unión hace la fuerza, podrían hasta cobrar más las dos pues no tiene competencia y al estar de acuerdo pues no se quitan la chamba una a la otra cobrando menos. Ahora, imagínense un show juntas mano a mano, podría estar divertidísimo! Únanse que les va a resultar a su favor, háganse amigas, pero de esas amigas amigas, de las de a pellizco de chichi, de esas que se dan hasta el teléfono de los hilos rusos y el bótox, de esas amigas que se dicen el nombre hasta de la crema que les compone la celulitis, de esas amigas que cada vez se encuentran menos. Moraleja.- Deberían celebrar esa amistad con platillo y bombo, pues en una de esas pueden comprar las prótesis hasta en combo. He dicho.