Rompen el mercado

EL CORREDOR TODD GURLEY FIRMÓ UNA EXTENSIÓN DE CONTRATO; SE CONVIRTIÓ EN EL MEJOR PAGADO EN SU POSICIÓN, EN LA HISTORIA

18

Los Ángeles, California.– Después de ser líderes del Oeste de la Conferencia Nacional, con lo que terminaron con 13 años sin Playoff, y caer en el Juego de Comodines ante los Falcons de Atlanta, en la temporada pasada de la NFL, los Rams se han planteado metas más altas para 2018, y por ello están conformando un equipo de ensueño.

Tras las adiciones de los esquineros Aqib Talib y Marcus Peters; del tacle defensivo Ndamukong Suh y del receptor abierto Brandin Cooks, el conjunto de Los Ángeles retuvo al Jugador Ofensivo del Año en la campaña pasada, Todd Gurley.

El acuerdo, por cuatro años, le permite al egresado de la Universidad de Georgia convertirse en el corredor mejor pagado de la historia con 60 millones de dólares, de los cuales 45 están asegurados.

Los 15 millones de verdes que ganará al año, es una cifra superior al máximo promedio anual que anteriormente había ganado un corredor, 14.3 de Adrian Peterson en su acuerdo con los Vikings en 2011 de siete años, a cambio de 100 millones.

También supera en dinero garantizado, 45 millones, a los 36 de Peterson en el mismo acuerdo con Minnesota, y a los 31.2, por los que firmó el novato Saquon Barkley con los Giants.

El acuerdo millonario entrará en vigor después de la temporada 2019, cuando su contrato como novato llegue al final de su vigencia, lo que garantiza que Gurley, quien consiguió más de dos mil yardas totales el año pasado, estará con los Carneros hasta el final de la temporada de 2023.

El contrato del ofensivo marca un precedente en la posición de corredor y una alerta para David Johnson, de los Cardinals, Ezekiel Elliott, de los Cowboys, y de Le’Veon Bell, de los Steelers, para sus próximas firmas.