Bulimia y anorexia come y lucha contra ellas

34

Los ingredientes de la dieta mediterránea ayudan a prevenir estos males, pues influyen en la serotonina, ligada a ellos

Seguir una dieta mediterránea podrá estar asociado con un riesgo menor de padecer tras­tornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia nervio­sa. Al menos eso es lo que su­giere un reciente estudio, que demuestra que la dieta que se­guimos puede tener un papel protector contra el riesgo de sufrir trastornos de la alimentación.

Para llevar a cabo este estu­dio, se seleccionó a 11 mil 800 mujeres. Los resultados obte­nidos les lleva a sugerir la po­sibilidad de que la dieta me­diterránea esté inversamente relacionada con la incidencia de anorexia y bulimia nerviosa. Además, indican que encontra­ron menos riesgo de sufrir tras­tornos de la alimentación cuan­to mayor era el consumo de aceite de oliva y de cereales.

En cualquier caso, refieren que el papel protector de la ali­mentación se da en mayor medida cuando llevamos la dieta completa que cuando se consumen ali­mentos aislados.

Según dicha investi­gación, el factor protector po­dría deberse al papel que algu­nos nutrientes típicos de esta dieta tienen en la serotonina ya que esta podría jugar un rol im­portante en la patogenésis y pa­tofisiología de los trastornos de la alimentación como la anore­xia.

INCONSISTENCIAS

El estudio excluye a hombres, debido a que no pudieron re­cabar suficiente información de participantes masculinos y, aunque ser mujer está asociado con un mayor riesgo de padecer trastornos de la ali­mentación, el ex­cluir información podría sesgar los resultados.

El estudio no hace diferencia­ción entre anorexia y bulimia, ni entre los sub­tipos de dichas enfermedades, por lo que podrían estar per­diendo información relevante para los resultados.