Hilos sueltos

¿CON LOS GOBIERNOS DEL PAN HABRÍAN RETORNADO LOS SALINAS Y DEVUELTO SUS BIENES A RAÚL COMO SI NADA?

62

La pregunta conlleva, la seguridad de una marcha
hacia atrás… ¡pese a las desastrosas cuentas, sociales
y políticas, de la derecha en el poder! Pero, pareciera
estarse refrendando la duda de cuantos se
resistían a sufragar por el PRI, surgen con fuerza
inapelable en una ya inútil reconciliación con Acción
Nacional. Ojalá hubiese escrito parlamento
para subrayar que en éste radica la representación
de la soberanía nacional; la de verdad.

No es adecuado expresar lo anterior porque
el gobierno peñista ha dado muestras de ser gran
continuador del deplorable calderonismo, condenado
por la historia desde la consumación del
fraude de 2006 y hundido, después, por su temor al
entregar sus fueros a la cúpula, castrense. Pues lo
mismo con peña nieto: no sabe cómo actuar ante
las andanadas de violencia generadas por el narcotráfico,
no sólo en Michoacán ni en el norte de México,
y la pobre respuesta de las fuerzas públicas,
sin hacer efectivo el organigrama propuesto, para
la creación de la Gendarmería Nacional. ¡Y ya nos
acercamos al parto de los nacidos a tiempo y con
buena energía! Con diferencia: peña está enfermo
y lo refleja; atrapado, como calderón, y lo exhibe.

El PRI hace lo posible por ser odioso ante la sociedad
que le brindó, una segunda oportunidad. Lo
de los “intocables” extintos, parece tan falso como
un billete de dos pesos. Nada se ha hecho contra los
líderes subversivos y chantajistas, ni contra aquellos
que amenazan, con paralizar el país. El colmo,
el “petrolero” Carlos Romero Deschamps se negó
a rendir cuentas de su patrimonio ante el IFAI,
considerando prioritaria la “autonomía” sindical
que cubre las complicidades y las malversaciones
escandalosas. ¿Qué es primero? ¿La justicia o la
capacidad de las mafias para eludirla?