¡Qué empiece la Liga!

Las escuadras más populares de México, desean retomar ser protagonistas; unos más, conservar la categoría.

31
Foto: Liga MX

El Guadalajara que se coronó en el Clausura 2017, al derrotar a los Tigres de Nuevo León, consiguió el primer título para uno de los llamados Grandes de México, desde el torneo Apertura 2014, cuando el América se impuso también a los de San Nicolás de los Garza.

Sin duda, en los últimos años, los conjuntos del norte del país se han apoderado de los cetros más importantes del balompié nacional, una afrenta que los equipos con más tradición y de más arrastre con la afición en México, quieren hacerle frente.

El América ha sufrido con las lesiones en los últimos duelos de preparación, pero cuentan con un plantel amplio para ser tomados en cuenta; Chivas no tendrá más a Matías Almeyda en el banquillo, pero esperan que José Saturnino Cardozo le imprima ese ADN ganador del guaraní.

Por su parte, Pumas, con David Patiño al mando y con un proyecto ambicioso en fuerzas básicas, desean superar los Cuartos de Final de una Liguilla, lo cual no sucede desde Apertura 2015.

Cruz Azul, es el único equipo de estos cuatro, que no se ha coronado en Liga en este milenio, pero la continuidad de Pedro Caixinha y los refuerzos de peso que llegaron, hacen pensar en una nueva oportunidad para romper la malaria.

AMÉRICA
Obligación

Las Águilas, que cada torneo carga con la etiqueta de favorito, llega con siete campañas sin conseguir el éxito, y tres sin pelear por el título, cuando cayeron ante Tigres en el Apertura 2016.

En la segunda etapa de Miguel Herrera al frente de los de Coapa, El Piojo, buscará emular lo hecho en su primera aventura como azulcrema, en la que se coronó en el tercer torneo completo al frente del cuadro milloneta. La presión existe, y el equipo, a pesar de las recientes lesiones de Jérémy Ménez, que se perderá todo el certamen, y de Cecilio Domínguez, quien no podrá participar durante un mes, tendrá que comenzar a dar resultados pronto.

CHIVAS
La vida sin Almeyda

La salida del entrenador que los devolvió a los primeros planos, y de jugadores referentes como Rodolfo Cota, Oswaldo Alanís y Rodolfo Pizarro, tendrá que ser asimilada de inmediato.

Los elementos que se quedaron tendrán que entender pronto el sistema del nuevo timonel José Saturnino Cardozo, pues tendrán tres competencias en puerta, la Liga, que querrán obtener como hace un año, la Copa, que también consiguió en 2017 y el Mundial de Clubes, en el que participarán por primera vez en su historia.

PUMAS
Reforzados
Al proyecto de la Cantera, dirigido por el presidente del club Rodrigo Ares de Parga y respaldado por el técnico David Patiño, el conjunto universitario ha añadido un ingrediente pocas veces utilizado en los últimos torneos por la institución, contar con jugadores probados en Liga MX de renombre.

Ahora sin Nicolás Castillo, su gran referente en el ataque, los felinos buscarán llenar el hueco del chileno con Martín Rodríguez, Carlos González y Felipe Mora, quienes junto a Matías Alustiza serán los encargados de los goles.

CRUZ AZUL
Una nueva esperanza
Cada semestre es la misma historia con el equipo de La Noria, después de más de 20 años sin títulos, el conjunto celeste ha hecho de todo para terminar con tremenda sequía.

Sin embargo, en esta ocasión parece que la luz está la final del camino, con la incorporación de más de una decena de jugadores nuevos, la continuidad de Pedro Caixinha en el banquillo y la llegada de Ricardo Peláez como director deportivo, y hasta el regreso al Estadio Azteca, donde vivió sus épocas de gloria en los años 70; La Máquina parece apuntar a los más alto en el Apertura 2018.

SANTOS
Revalidar
La consecución del título del Clausura 2018, ante el Toluca, fue el clímax del proyecto de Robert Dante Siboldi, quien tomó al equipo en la Jornada 12 del Apertura 2017, en sustitución de José Manuel de la Torre, y aunque no logró clasificar al equipo la Liguilla, convenció a la plana mayor lagunera para mantenerse.

Esta decisión rindió frutos con el campeonato obtenido el torneo pasado con jugadores, que se podría decir fueron desecho de otros clubes como: Jonathan Orozco, Osvaldo Martínez, Gerardo Alcoba, José Juan Vázquez y Julio Furch; ahora el reto de los Guerreros será buscar el Bicampeonato, algo que sólo han logrado en torneos cortos Pumas y León.

TIGRES
Nómina de miedo

Hasta el momento el conjunto de San Nicolás de los Garza no ha roto el mercado con un fichaje bomba como lo acostumbra, sin embargo, el vasto plantel con el que cuenta, parece no necesitar un refuerzo mediático, pues con la vuelta de Guido Pizarro el conjunto de Ricardo Ferretti vuelve a alzar la mano para ser protagonista del balompié nacional.

Con una delantera de terror conformada por André-Pierre Gignac, Enner Valencia, Eduardo Vargas y la adición de Julián Quiñones los felinos querrán rugir fuerte.

RAYADOS
Nueva era
Tres años con Antonio Mohamed al mando, terminaron en los Rayados, ahora con el técnico uruguayo diego Alonso comenzará una nueva etapa en la Sultana del Norte.

El estratega no llegará sólo, pues La Pandilla abrió la chequera para hacerse de los servicios de Rodolfo Pizarro, Jesús Gallardo y Marcelo Barovero, entre otros jugadores que buscarán continuar con el protagonismo y terminar con la sequía de ocho años sin Liga.

TIJUANA
A ladrar con fuerza
El perder a la columna vertebral del equipo durante la temporada pasada (Pablo Aguilar, Damián Musto, Juan Manuel Iturbe y Gustavo Bou, no será pretexto para el argentino Diego Cocca en su segundo torneo al frente de los fronterizos para llevarlos por lo menos a las Semifinales como la campaña anterior donde cayeron ante el Toluca.

Como ha sido una costumbre de la joven directiva de los Xolos, volvieron apostar por jugadores sudamericanos sin gran cartel para sorprender como lo hacen en cada competencia.

TOLUCA
Revancha
Perder la Final del torneo pasado fue un golpe duro para Hernán Cristante y sus muchachos, pero el futbol, así como la vida, da revanchas y el conjunto mexiquense está dispuesta a tomarla en el Apertura 2018, por ello modificaron su plantilla, reforzaron el mediocampo con William da Silva y Richard Ruiz y renovaron su ataque con los mexicanos Amaury Escoto y Luis Ángel Mendoza, así como con el regreso de Enrique Triverio.

MORELIA
A dar resultados
La directiva michoacana ha mantenido el proyecto que encabeza Roberto Hernández, quien después de salvarlos de manera dramática del descenso, ha logrado desahogar al conjunto de la problemática porcentual. Pero su deuda con la afición, es el protagonismo en la Fiesta Grande. Los antiguos Ates, se han clasificado en los tres anteriores torneos a la Liguilla, pero sólo en el Apertura 2017 lograron superar los Cuartos de Final, para caer estrepitosamente ante el Monterrey en Semifinales.

PACHUCA
Vuelta a la española
Después de su título en el Apertura 2016, los Tuzos sólo han clasificado a una Liguilla en los últimas cuatro oportunidades, de hecho hilan tres torneos sin llegar a la Fiesta Grande. Esto provocó que la directiva destituyera del banquillo al uruguayo Diego Alonso, y apostará por el español Francisco Ayestarán, a pesar de que la última aventura del ibérico en Liga MX no fue positiva con Santos, donde sólo consiguió dos victorias en 10 partidos en el 2015.

NECAXA
Postura arriesgada
Ignacio Ambriz, le dio estabilidad al conjunto de Aguascalientes en Primera, sin embargo, ahora la directiva de los Rayos se la jugará con Marcelo Michel Leaño al mando.

Un mentor joven, sin experiencia en el Máximo Circuito, pero con un gusto por el juego ofensivo, perteneciente a esa camada de técnicos estudiosos, modificó la plantilla con la intención de pelar en lo alto.

LEÓN
A volver rugir
El paso de la Fiera en los últimos certámenes está lleno de altibajos, aunque más alejado de la gloria, a la que llegaron de la mano de Gustavo Matosas.

El técnico uruguayo Gustavo Díaz llegó en sustitución de Javier Torrente, el pasado, fue su primer torneo completo como mentor de los Panzas Verdes, a los que no logró llevar a la Fiesta Grande, por lo que en su segunda justa al mando tiene la obligación de trascender, por lo que armó a su equipo hasta los dientes con nueve jugadores de recién ingreso.