Salud mental comida chatarra daña los nervios

57

Estudios científicos han demostrado que los panes industriales y papas en bolsa afectan la comunicación entre las células nerviosas

EL CEREBRO REACCIONA a los alimentos que ingerimos, como su­cede con el resto de órganos del cuerpo. En la mayoría de alimen­tos podemos encontrar nutrientes importantes para la formación de tejido cerebral, hay determinados alimentos que dan mejor resultado ante tareas que requieran esfuerzo mental.

Frutos secos y semillas, pescado (sobre todo azul), aguacate, alimen­tos de hoja verde, brócoli, frutos ro­jos, curry o cúrcuma, y cacao son al­gunos ejemplos de alimentos ricos en nutrientes que favorecen nues­tra agilidad mental e incluso pue­den ayudar a prevenir enfermeda­des neurodegenerativas.

De la misma manera que damos importancia a nutrirnos con alimen­tos adecuados, no hay que olvidar­se de que una alimentación inade­cuada favorece el aumento de kilos y celulitis, sino que también puede dañar nuestro cerebro. Estudios científicos demuestran que la co­mida basura como la bollería indus­trial, chucherías o papas de bolsa, son perjudiciales para la comunica­ción entre células nerviosas.

LOS PRINCIPALES EFECTOS NE­GATIVOS DE ESTE TIPO DE CO­MIDA EN NUESTRA SALUD MEN­TAL SON:

Disminución de la capacidad de concentración, memoria y aprendi­zaje. En la investigación de la Uni­versidad de Cambridge, los cien­tíficos se dieron cuenta de que después de sólo nueve días de una dieta alta en grasas, ratas de labo­ratorio cometían más errores en el laberinto que ratas alimentadas con una dieta normal. Los mismos investigadores estudian efectos si­milares en los humanos.

Reducción de energía y mal hu­mor. Las calorías vacías son una ma­nera segura de sentirse cansado, débil y hambriento horas des­pués de haber comido.

Alteración de la química ce­rebral. Los alimentos ricos en azúcar y grasas estimulan la li­beración de opioides y dopa­mina, las mismas sustancias químicas que el cerebro libe­ra cuando se consumen dro­gas, por lo que se puede llegar a desarrollar una adicción que nos generará ansiedad y sín­drome de abstinencia, al pri­varnos de la comida chatarra.

Por consiguiente, una ali­mentación equilibrada y com­pleta es el primer paso pa­ra conseguir una buena salud tanto física como mental. No debemos banalizar el impac­to que tienen algunos hábi­tos que por muy normales que puedan parecer, no dejan de ser perjudiciales.

TIPS PARA VIVIR MEJOR:

* Tomar dos litros de agua diariamente.

* Incluir dos colaciones en­tre comidas.

* Hacer 20 minutos de ejer­cicio todos los días.

* Evitar alcohol y tabaco.

* Procurar dormir 8 horas diarias.