Van vs líder petrolero y su familia

El senador y dirigente del STPRM, Carlos Romero Deschamps, está a punto de perder su fuero, por lo que deberá responder por su escandalosa riqueza

346

EN MÉXICO, no existe un líder sindical como Carlos Antonio Romero Deschamps. Ha sido dos veces senador y tres diputado, todos por la vía plurinominal –es decir, sin hacer campaña– y sólo una vez ha subido a tribuna con una propuesta –para solicitar baños limpios en las gasolineras–.

Desde 1993, lidera el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, donde se ha reelegido de manera tramposa, y es dueño de una fortuna descomunal y escandalosa.

Sin embargo, con la llegada del nuevo Gobierno federal, sus días están contados, toda vez que sus opositores –que no son pocos– exigen sea investigado y enjuiciado por presunto desvío de recursos, ahora que terminará su fuero como senador, y que rinda cuentas y enfrente las decenas de demandas entabladas en su contra.

Así, apenas la semana pasada, el grupo Petroleros Activos en Evolución Por Un México Nuevo, presentó una denuncia más en contra de Romero Deschamps, donde lo vinculan en hechos constitutivos de delitos en delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La novedad es que ahora, con nuevos elementos probatorios, dicho grupo se presentó ante la Procuraduría General de la República para que se proceda en contra del líder petrolero así como sus prestanombres y familiares directos.

En este sentido, los petroleros disidentes –con representación en las 36 secciones del STPRM–, fueron ante la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde aportaron datos probatorios para acreditar los hechos presentados desde octubre de 2016.

Arturo Flores, dirigente de Petroleros Activos en Evolución Por Un México Nuevo, apuntó que los hechos imputados a Romero Deschamps consisten en haberse coludido para conductas ilícitas, apropiándose del patrimonio sindical.

Y es que para ello, subrayó el líder disidente, el aún senador dispuso de manera indebida e ilegal de cuotas sindicales, recursos producto de contratos, vendió inmuebles propiedad del Sindicato –como las tiendas de consumo, desviando estos recursos a sus cuentas personales, de familiares y amigos–, y utilizándolos para la compra de fastuosas residencias, ranchos, yates y automotores de lujo y otros bienes.

Aún más, Flores Contreras argumentó que Carlos Romero también desvió dinero sin pagar impuestos al fisco.

“Todos esos hechos los cometieron y siguen ejecutándolos en perjuicio del Patrimonio de todos los agremiados al TPRM”, enjuició. Sin fuero, sin el manto protector del PRI y sin el respaldo de su gremio, Romero Deschamps tiene los días contados…

Los señalados…

EL DOCUMENTO presentado ante la SEIDO por el dirigente de Petroleros Activos en Evolución Por Un México Nuevo en contra del dirigente del STPRM señala como principales responsables de los presuntos delitos a Carlos Antonio Romero Deschamps y/o Carlos Romero Deschamps, Ricardo Aldana Prieto y/o Luis Ricardo Pliego Aldana, Moisés Balderas Castillo, Ricardo Hernández García, Moisés Marín García, Artemio de Jesús Enríquez, Mario Carlock Villalobos, Andrés de la Rosa Hernández, Andrés de la Rosa Reyes, Ismael Melgarejo Vázquez, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, Esdras Romero Vega y Juan Silva Villanueva.

Además, por primera vez, en esta ampliación de denuncia se acredita la participación en los presuntos hechos ilícitos, de familiares y prestanombres. Así, figuran sus hijos Paulina, Alejandro y José Carlos Romero Durán; su hermana, Esther Romero Deschamps; su cuñada, María Guadalupe Durán Limas, y su nuera María Fernanda Ocejo Garrido. Igual están los prestanombres: Luis Eduardo Diez de Bonilla y Fernando Pacheco Martínez, a quienes se les imputan los delitos de delincuencia organizada, y operaciones con recursos de procedencia ilícita.