Olga Breeskin, ventila sus intimidades

589
Shanik Berman

ME DIVORCIÉ DEL PAPÁ DE MI HIJO ALAN PORQUE TANTO MI MARIDO COMO YO FUIMOS INFIELES Y LOS DOS NOS ENTERAMOS, YO TUVE TANTOS AMANTES COMO PELOS TIENE MI PELUCA

¿CUANTOS AMANTES TUVISTE, OLGA BREESKIN, SÚPER OLGA?

“Tuve tantos amantes como pelos tengo en la peluca, fui adultera cuando estuve casada y también divorciada porque con los que andaba sí eran casados; yo rompí hogares y casada le fui infiel a Joey Dusset, el papá de mi hijo Alan y él se enteró y yo me enteré de los cuernos de él. Yo a mi exmarido lo conocí de 22 años, me regaló 12 años de matrimonio y me quiso sin maquillaje sin postizos y sin la peluca, me quería desabrida como salía de la regadera, es la única persona que se enamoró de mi sin poses ni trucos.”

¿HOY VES UN GUAPO Y YA NO TE DAN GANAS DE HACER EL AMOR?

“Sí me dan ganas de hacer el amor con gandovitas del parral y para canas al aire abundan en Las Vegas, pero si me quieren invitar a una farra sé que puedo perder el control y mejor no voy; me aguanto porque me da tentación. Yo no hago el amor con nadie porque no le voy a regalar mi cuerpo a alguien con el que no tenga votos matrimoniales, si un siervito se quiere casar conmigo no haré una sola carne con él hasta que esté casada porque debo honrar mi cuerpo. Yo lo vendí varias veces, les decía: -Mi cuerpo vale tanto- pero el resultado era el mismo porque a cambio de que me dieran súper regalos me entregaba por el cochecito de mis sueños: ¡vengache para acá con su rey! Nunca me paré en Insurgentes con tacón dorado pero acabas en la misma cama y el mismo colchón”.

¿CÓMO QUIERES UN MARIDO, JOVEN O VIEJO?

“Mi petición es un esposo como el de Yuri, un pastor cincuentón, tampoco quiero uno de 80, no quiero empujar la silla de nadie es mucho esfuerzo, ¡cristiana pero no tonta!”.

¿QUÉ FUE LO MÁS CARO QUE TE REGALÓ ALGÚN POLÍTICO?, LE PREGUNTÉ A SÚPEROLGA.

“Un candidato a la presidencia me regaló mi mansión del pedregal de 3 millones de dólares con todo y animales salvajes, se dijo que me la regaló Durazo pero él solo fue mi amigo. En la vida frívola también hay lealtades y yo andaba con su amigo íntimo y esa casa, mis alhajas y un millón de dólares que ahorré y hasta mi violín todo lo perdí en el 2007 apostando en Las Vegas por lo que mi hijo Alan y yo tuvimos que vivir en cuartos de pensión. Después de eso mi hijo me vio pasada y agarrando la jarra durante 5 años hasta el 2013, después mi hijo que tiene 32 años se casó con una americanita de su edad y compramos una casa donde vivimos los 3 porque tengo la agenda llena de conciertos”, concluyó Olga Breeskin quien dice que su peor adicción fue: “Un popurrí de ser jugadora compulsiva, alcohol, farmacodependiente y la frivolidad de acostarme con cualquiera”.