Agotan el manto acuífero

64

CIUDAD DE MÉXICO.– Ante la falta de que el Gobierno proporcione el vital liquido en buen estado, la compra de agua embotellada aumenta ocasionando un gasto económico para las familias; además de problemas de contaminación ambiental y agotamiento de los mantos acuíferos.

“En el país existe un problema de oferta de agua de calidad bebible. La calidad del agua que dan los organismos operadores es muy reducida”, señaló la doctora Lilia Rodríguez Tapia, jefa del Área de Investigación Crecimiento y Medio Ambiente en el Departamento Economía de la UAM Azcapotzalco.

Con datos del Módulo de Hogares y Medio Ambiente, dirigido a generar información estadística sobre la relación que se establece entre la población y el medio ambiente, el INEGI reveló que el consumo de agua embotellada ha ido en aumento en los últimos años: en 2015, en el 70.8 % de los hogares de zonas urbanas se consumía y ya para 2017 la cifra llegó a 76.3 %.