¿La de Luis Miguel, miente?

1131
Daniel Bisogno

Como les ha y nos ha rendido la serie de Luis Miguel, ha sido un fenómeno de verdad que ha hecho renacer de la agonía la carrera de El Sol, la gente la comenta todos los lunes como sucedía con las telenovelas en sus buenos tiempos, cada quién da su punto de vista sobre la vida del cantante en las oficinas, los cafés, las estéticas y donde quiera que se junte la raza, sin embargo cuando uno ha estado cercano a la información verdadera a lo largo de muchos años, como los que lleva Ventaneando, investigando toda esta historia te das cuenta de que la serie tiene graves incongruencias, verdades a medias, tiempos que no concuerdan, pero pues así lo siente el cantante quien respaldó todo lo dicho en esta serie. Como quien dice es su manera de ver la historia, que es la que más le gusta a los televidentes; aunque constantemente se aleje de la realidad, basta con tener tres dedos de frente para percatarse que esta historia está contada a conveniencia absoluta del cantante, resulta que el padre es el maldito más maldito del universo, la madre abandonadora y hasta golosa la llegan a retratar, los hermanos, uno encajoso y el otro huevón, los amigos traicioneros e interesados, las novias unas golfas, unas arrastradas y en medio de toda esta desgracia, la víctima es El Sol. !No mameyes en tiempo de guayabas! Además en una entrevista que Pati Chapoy, le hace al doctor de la familia, que fue quien se quedó como tutor de Sergio, el hermano menor de Luis Miguel, narra una historia diferente con una casa donde eran todos muy amorosos, incluido Luis Rey, a quien no describe como el monstruo que describen en la serie, al contrario, estricto pero muy amoroso con Luis Miguel y con su familia. Entre muchas otras cosas que no cuadran con la serie, yo espero que en la segunda parte se hable también de cómo se portó Luis Miguel, en su momento con sus padres, a cuantas mujeres hizo sufrir y les rompió el corazón, de cómo no reconoció a su primera hija Michelle, hasta que tuvo 15 años, o de cómo le dejó de dar un centavo a su hermano menor y al doctor que lo cuidaba por un berrinche, el doctor lo tuvo que sacar adelante, hasta la fecha sigue viendo por él, o saber cómo le puso el cuerno a Araceli Arámbula y cuando se separaron no se ha vuelto a hacer cargo económicamente de los niños ni hace nada para verlos según me cuentan, la cosa es que, ¿a quién se le va a echar la culpa? ¿Cómo lo van a justificar? ¿Habrá segunda parte? ¿Le beneficiará como la primera? No cabe duda que todas las cosas dependen del cristal con que se mira. He dicho.