Croacia, la realidad del futbol

27

Moscú, Rusia.– Entre los cinco acumulan muchos años en los llanos, cada uno desde una trinchera distinta. Pero estaban ahí, dispuestos a hablar de la disciplina que tanto les apasiona, el futbol.

Integrantes del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA, Bora Milutinovic, Marco van Basten, Emmanuel Amunike y Alberto Parreira, se sentaron en la sala de prensa del Estadio Luzhniki, y tocaron distintos tópicos que tienen que ver con la evolución del deporte más importante de este planeta.

Y el presentador hizo un recuento de todos los logros que estaban ahí reunidos, por ejemplo el gol que el nigeriano le hizo a Italia, además de que su última cita ecuménica fue en Alemania 2006.

De Bora, un trotamundos pambolero, pues sólo le faltó dirigir en la máxima justa de la categoría femenil. Alabó sus cinco Copas del Mundo ocupando los banquillos, en México 86 (Selección Nacional), Italia 90 (Costa Rica), EU 94 (al anfitrión), Francia 98 (Nigeria) y Corea-Japón 2002 (China).

Van Basten, goleador de Holanda, y estrella de aquel espectacular Milan, con los Tulipanes Negros: Frank Rijkaard y Ruud Gullit.

Parreira, el líder de este clan, seis ocasiones internacional con Brasil; incluso, en 1970 fue el preparador físico del combinado verdeamarelha.

Y fue el propio entrenador sudamericano, quien habló de los cambios palpables que ha tenido el balompié con el paso del tiempo.

“Me siento privilegiado, he pasado por todos los años, y me ha tocado ver cómo se ha ido modificando el futbol. Antes las selecciones tenían que pagarlo todo, a lo largo de este tiempo hemos visto cambios tanto fuera como dentro de la cancha.

“Cuando era jugador cobraba cinco libras a la semana, ahora hay más dinero, más marketing, todo es más intenso, más rápido, las transiciones, las marcas, pero la pasión por nuestro deporte no ha cambiado, ni el talento. El talento lo es todo, sin talento o técnica el futbol no existe”.

Y, a propósito de este tema, Marco desmenuzó lo que ha sido Croacia, el verdadero Caballo Negro de Rusia 2018, enlistando todas sus bondades en el rectángulo verde.

“Yo creo que será una Final interesante, Croacia tiene jugadores regados en todo el mundo, pero creo que su punto fuerte es que lucha hasta el último minuto, pelean hasta el final. Luka Modric es el gran líder.

“Francia tiene futbolistas fantásticos, que están siempre en la Champions League, creo que los detalles van a marcar la diferencia. Antes sólo los grandes tenían oportunidad de ganar el Mundial, pero eso ya cambió”, dijo el holandés.

CLAROSCUROS

Parreira, ya enfilado, y con la autoridad que le da su trofeo en 1994 con la canarinha, se refirió precisamente a la dolorosa eliminación de su país, en los Cuartos de Final en contra de Bélgica.

“No es suficiente con conocer los problemas, sino solucionarlos. Son varios factores, es muy complicado ganar un Mundial. Cuando falta un elemento es complicado, había más hambre en el pasado. Faltó un poco de estructura y de experiencia.

“Si uno no lo hace bien en un partido, todo se acaba, pero Brasil ya piensa en ganar Catar 2022, en el país el futbol es como una religión”, agregó. Incluso, se dijo un convencido de los procesos largos, desde la cabeza misma, pues según su perspectiva, es la manera de alcanzar el éxito en un mediano o largo plazo.

“Tiene que haber continuidad en los entrenadores, una mayor coherencia al trabajo, para que se pueda crear una estructura, una escuela”.

MENTALIDAD

Bora agregó a todos los principios básicos, la mentalidad como uno clave para aspirar a los logros rimbombantes.

“Es importante saber quién eres y contra quién juegas. Preparar a los muchachos psicológicamente. Que la gente sea consciente de lo que tiene que hacer. Deben estar preparados bien mentalmente. Para ser campeón hay que tener tantas virtudes. Croacia es un equipo con gran calidad, pero ha tenido mucha mentalidad, motivación, gracias a este gran espíritu”, ejemplificó.