Sigue sin freno la inseguridad en el Centro Histórico

64

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de ser culpado por el homicidio de un joven a quien mató supuestamente con una navaja, Carlos Antonio, cadenero de Agavus Bar, ubicado en el Centro Histórico, podría cumplir hasta 50 años de prisión, de ser comprobada su culpabilidad.

Las pruebas aportadas por la PGJ capitalina fueron suficientes para que el acusado esté en medida cautelar de prisión preventiva en el Reclusorio Norte, hasta que este 13 de julio se cumpla la duplicidad del término constitucional que se le concedió a la defensa del imputado y posteriormente se siga la audiencia de vinculación a proceso.

En conferencia de prensa se dijo que cerca de las 01:00 horas, el hoy occiso llegó al bar y aproximadamente a las 03:15 horas que salió con un amigo para fumar un cigarro, inició el agravió que culminó en dicha tragedia.