La gran Lucha Villa en depresión

220

La cantante Damiana Villa, asegura que su familia arma tertulias para mantener alegre a la reina del ranchero

En 1997, la cantante Lucha Villa, se sometió a una lipo­succión y el resultado fue negativo; le dejó secuelas fí­sicas y mentales. Sus familia­res hacen todo lo posible pa­ra que la estrella del género ranchero no caiga en depre­sión. En exclusiva para GRU­PO CANTÓN, la sobrina de la chihuahuense y también cantante, Damiana Villa, ex­plicó más detalles.

“Mi tía está con mi prima Rosy allá en el rancho, mi pri­ma María José vive en Que­rétaro, pero va con frecuen­cia a ver a su mamá y está rodeada de sus nietos. Mi tía Lucha está bien, le gusta salir, aunque sale en silla de rue­das por su edad, le gusta mu­cho andar de vaga para evi­tar la depresión. Mis primas se la llevan a todos lados. De hecho mi papá Miguel, cuan­do va al rancho, la hace can­tar y arman la bohemia en su casa; a mi tía le gusta cantar con todos, lo disfruta mucho. La idea es tener a La grando­ta de Camargo feliz”, platicó Damiana.

La cantante del sencillo Te quiero diferente, explicó que doña Lucha, tuvo varios hermanos. “Fueron ocho, Luz Elena (Lucha Villa), Manuel, Payo, Carmela, Raquel, Ar­turo, Rubén y Miguel Alber­to. Tengo muchos primos, so­mos una gran familia, todos mis grandotes y mis primas muy dotadas. Mi tía sigue siendo un ícono del regional mexicano, ojalá que yo lle­gue a ser como ella. Es un ho­nor para mí ser su sobrina, al principio me pesaba bastan­te el apellido, pero confor­me maduré siento que es un orgullo portar el apellido Vi­lla. Siempre me van a compa­rar, yo lucho por ganarme mi propio espacio”, afirmó.