De la salud alivia los espasmos Oculares

36
Woman is having pain in sinus.

La mayoría de las ocasiones son temporales y desaparecen por si solos, pero a veces, se requiere intervención experta

GRUPO CANTÓN

Tener un tic o un espasmo en el ojo puede ser una de las sensa­ciones más molestas que pode­mos experimentar. Uno de los problemas de estos espasmos es que no sabemos por qué ocurren, es difícil remediarlos, por lo que solemos recurrir a frotar el ojo, lo que puede em­peorar el problema.

Hemos recopilado lo que se sabe sobre este tipo de es­pasmos: qué son, por qué ocu­rren y cómo podemos aliviarlos mientras duran.

¿QUÉ SON?

Son un tipo de tic o contrac­ción que ocurre en los párpa­dos, también se les conoce como mioquimia y se trata de ondulaciones musculares per­sistentes. Estas ondulaciones provoca movimientos que prác­ticamente no son perceptibles, pero que pueden ser muy mo­lestos para quien los sufren.

La mayoría de los espasmos son transitorios y benignos, y cómo vienen se van. En estos casos no se necesita ningún ti­po de tratamiento y no supo­nen otro problema médico ma­yor. Sin embargo, hay casos en los que el espasmo puede du­rar más tiempo, por lo que se necesita saber a qué se debe para poder tratarlo.

ORIGEN

Hay varios motivos por los que pueden llegar a dar estos es­pasmos que pueden durar des­de unos minutos, hasta inclu­so cronificarse. Los espasmos o tics pueden surgir por varios motivos:

Estrés: Nuestro cuerpo somatiza o a reacciona a di­cha tensión de maneras diver­sas. Una posible reacción a di­cho estrés es la presencia de tic o espasmos. Ocurre espe­cialmente en los casos en que, además de estrés, sufrimos de cansancio ocular.

Cansancio: No descansar de manera adecuada agrava los síntomas del estrés y em­peora el cansancio ocular. Si el estrés por sí solo no causa el espasmo, un excesivo can­sancio añadido puede llegar a hacerlo.

Otras causas: Cansancio ocular, consumo de alcohol, alergias o sequedad ocular pueden provocar los espas­mos o empeorar los efectos del estrés en nuestros ojos.

ALIVIO

La mayoría de los espasmos se van por sí mismos en un corto período y no necesitan ningún tratamiento. Sin em­bargo, pueden resultar mo­lestos en el tiempo que du­ran, por lo que hay algunas cosas que podemos hacer para intentar aliviarlos:

Masajear circularmente: masajear suavemente el pár­pado con movimientos circu­lares durante unos 30 segun­dos puede ayudar a aliviar el espasmo muscular.

Parpadear fuerte: inten­ta cerrar los ojos fuertemen­te y luego ábrelos lo más que puedas. Debemos seguir ha­ciendo esto hasta que nos llo­ren los ojos para hidratar los ojos y estirar los músculos.

Apretar los ojos: cerrar los ojos y apretar lo más fuer­te que podamos durante un minuto. Hay que hacer esto unas tres veces antes de abrir los ojos por completo.

Si el espasmo no desa­parece después de un tiem­po, la mejor solución es ir al médico. Normalmente la so­lución pasa por descubrir la causa de los espasmos y po­nerle remedio, pero si tam­poco así se van, se pueden llegar a tratar con botox. Es­te tipo de tratamiento podría ayudar a parar las contraccio­nes del músculo afectado.