Martínez contra la historia

EL TIMONEL DE BÉLGICA PUEDE ESCRIBIR SU NOMBRE CON LETRAS DE ORO; TRES DE LOS CUATRO TÉCNICOS EN LAS SEMIFINALES DE RUSIA 2018, REPRESENTAN A SU PAÍS

60

Ciudad de México.– En México están pensando en retener o no, al todavía técnico del Tricolor, el colombiano Juan Carlos Osorio, después de su papel en Rusia 2018, donde el combinado nacional fue eliminado en los Octavos de Final ante Brasil; en el entorno del balompié nacional ya se han lanzado algunos nombres al aire en caso de que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) no se arregle con el estratega cafetalero.

Candidatos como los argentinos Jorge Sampaoli, quien es muy probable que no continúe al frente de la albiceleste; Matías Almeyda, que no aceptó un contrato en la Liga de Catar, por aguardar la oportunidad del Tri; y hasta el portugués André Villas- Boas, con quien se señaló que ya habría tenido contacto con la propia FMF, son los que se apuntan.

En el mercado de casa, se habla de los entrenadores Miguel Herrera, actualmente timonel del América y Víctor Manuel Vucetich, quien no tiene en estos momento a un equipo a su cargo.

Sin embargo la historia ha demostrado que los técnicos extranjeros, no suelen tener grandes éxitos con selecciones que no son de su nación de origen.

MARTÍNEZ HACIENDO HISTORIA

Didier Deschamps al mando de Francia, Zlatko Dalic al frente de Croacia y Gareth Southgate con Inglaterra, todos en las Semifinales de Rusia 2018, son muestra de que los técnicos de casa suelen tener mejores resultados.

Pero como toda regla, tiene sus honrosas excepciones, y en este caso se trata de Roberto Martínez, técnico español que comanda al combinado de Bélgica. Martínez Montoliu ya logró algo que no es muy usual en las Copas del Mundo, llevar a un seleccionado que no es el propio, a los cuatro primeros sitios y, ante Francia buscará ser el tercer entrenador ajeno al país que representa, que lo lleva a disputar la Final, y de esta forma unir su nombre al del austriaco Ernest Happel y al inglés George Raynor.

Un logro a destacar, pues de los 84 equipos que han terminado entre los cuatro mejores en los Mundiales, incluidos los que llegaron a la Semifinales en Rusia 2018, sólo ocho de ellos, lo han hecho con un mentor no nacido entre sus fronteras.

Sin embargo la estadística juega en contra del entrenador ibérico, dado que ninguno de los equipos Campeones del Mundo en la historia ha tenido en el banquillo a un seleccionador foráneo.

El primer entrenador que se coló en el pódium de ganadores con una selección ajena a su nación de origen, fue el húngaro Joszef Nagy, que llevó a Suecia al cuarto sitio, tras caer precisamente ante Hungría en Semifinales y ante Brasil por el duelo por el tercer lugar en Francia 38.

Los escandinavos volvieron a tener éxito con un DT de fuera, con el inglés George Raynor, al obtener el tercer puesto en Brasil 50 en una definición donde llegaron suecos, anfitriones, españoles y uruguayos.

La trama se repitió con la combinación Suecia-Rayanor, ocho años después cuando el Wunderteam fungió como local en el torneo ecuménico y terminó como Subcampeón al sucumbir ante la Brasil de un entonces joven Edson Arantes do Nascimento Pelé.

En Inglaterra 66 Portugal irrumpió en el plano internacional con La Pantera Negra, Eusebio, y dirigido por el brasileño Otto Gloria, quienes se quedaron con el tercer puesto por encima de la Unión Soviética.

El austriaco Ernst Happel, tuvo la oportunidad de dirigir a Holanda, aprovechando las bases de Rinus Michels para llevar a la Naranja Mecánica al subcampeonato ante Argentina en 1978.

Tuvieron que pasar 24 años para que otro timonel foráneo condujera a un seleccionado a los cuatro primeros lugares, el holandés Guus Hiddink, obtuvo el cuarto puesto con Corea del Sur en su Mundial en 2002, al perder en Semifinales ante Alemania y con Turquía en el duelo por el tercer escalón.

El más reciente técnico extranjero exitoso fue Luiz Felipe Scolari en Alemania 2006, el brasileño, al mando de Portugal, los llevó al cuarto peldaño después de perder con Francia en Semifinales y con Alemania por el tercer puesto.