La esperanza vive

30

Ciudad de México.– Un grupo de jóvenes futbolistas que forman parte de la Academia de futbol infantil Ma Pu (jabalíes salvajes), del distrito de Mae Sai al norte de Tailandia, acompañados de su instructor, un hombre de 25 años, se trasladaron en bicicleta al complejo de cuevas Tham Luang debajo de la montaña Doi Nan Non, luego de una práctica de futbol el pasado 23 de junio.

Un popular destino turístico, que advierte a su entrada que no se debe ingresar en temporada de lluvias, pero que fue ignorado por los integrantes del equipo de balompié, que para su mala fortuna, quedó atrapado a unos dos kilómetros de la entrada y un kilómetro de profundidad, por la subida del agua, cuando exploraba la zona.

Un equipo británico de tres buzos, que nadó entre los oscuros y estrechos canales subterráneos inundados, encontró al grupo de pequeños futbolistas en buen estado de salud a pesar de haber estado días sin comer y amontonados sobre una roca el reciente 2 de julio.

De inmediato fueron provistos de alimentos y otros artículos necesarios mientras se preparaba el rescate. Como la temporada de lluvias no ha cesado en el país asiático, las maniobras de rescate se habían complicado más de lo presupuestado.

INVITACIÓN

El Presidente de la FIFA Gianni Infantino, mostró su convencimiento en que los 12 pequeños futbolistas tailandeses saldrán con vida y por ello envió una carta para que este equipo y su entrenador asistan a la Final de Rusia 2018 el próximo 15 de julio.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con ellos y sus familias, esperamos que pronto puedan abrazar a sus seres queridos”, señaló a través de la misiva el dirigente del máximo ente rector del futbol, quien desea contar con los pequeños a su lado en el Estadio Luzhniki cuando se dispute la Final de la Copa del Mundo.

“Si, como esperamos, puedan reunirse con sus familias en los próximos días, y si su salud les permite viajar, estaremos encantados de invitarles a la Final del Mundial y que luego compartan con nosotros un momento de felicidad”, se leyó en la carta enviada a la Federación Tailandesa de Futbol.

LA MITAD A SALVO

Ayer a las 10 de la mañana hora local, comenzaron en forma los trabajos de rescate para sacar con vida a los niños y su entrenador, que llevan cerca de dos semanas atrapados en la peligrosa cueva.

Un contingente internacional de 13 buzos especialistas y cinco marinos SEAL tailandeses, fueron los primeros en descender dentro de la húmeda red de túneles subterráneos bajo las montañas Mae Sai.

Tras más de siete horas de trabajo se confirmó la salida del primero de los menores, seguido de otro a los 10 minutos; mientras que otros dos infantes lograron salir a las 19:40 y 19:50 horas locales, sin confirmar las identidades de los mismos.

Otros dos niños habrían arribado a la llamada Caverna 3, donde los equipos de socorro han instalado un campamento provisional y en el que se encontrarían fuera de peligro.

De los rescatados, al menos dos habrían sido evacuados en un helicóptero con destino al hospital más cercano. Los trabajos para continuar con el rescate de los otros pequeños y su entrenador continuarán este día, cuando los buzos sustituyan los tanques de oxígeno.