Evita contagios e infecciones

LO PEOR QUE LES PUEDE PASAR A TI Y A TU FAMILIA ES TERMINAR LAS VACACIONES CON HONGOS EN LOS PIES O ALGUNA PARASITOSIS EN EL CUERPO

24

CON EL VERANO, llegan las vacaciones y el tiempo de las albercas y la playa, pero ¿qué tan bien preparado estás para evitar enfermedades e infecciones comunes en esta época? Ya sea que salgas de casa o permanezcas ahí, en tu alberca privada o en la comunal, nunca están de más tomar estas recomendaciones.

Usar sandalias de plástico, toalla de uso personal y talco para los pies son algunas de las medidas que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda para evitar el contagio de hongos durante la temporada vacacional.

Los lugares donde las personas se contagian con mayor frecuencia de hongos son las albercas y baños, públicos y de hoteles, debido a malas condiciones de higiene y a personas que están contagiadas y utilizan esas instalaciones.

La población más susceptible de adquirir infecciones por hongos y bacterias en uñas, tanto de pies como de manos, son niños en edad preescolar y de primaria; mientras que los adultos mayores son más propensos a adquirirlas en cabello y piel, por lo que sus familiares deben tener más precauciones con ellos.

Norma Cortés Lozano, coordinadora de la Consulta Externa del Hospital General de Zona 2-A, explicó que en época de lluvias se deben tomar precauciones, ya que la humedad es un ambiente propicio para el desarrollo de hongos.

“Si las personas permanecen con la ropa húmeda durante mucho tiempo y no se secan de manera adecuada, se vuelve un factor de riesgo”, indicó.

Algunas medidas de higiene a considerar cuando se está de vacaciones fuera del hogar es utilizar sandalias de plástico y toalla de baño de uso personal, ya sea para tomar una ducha o para entrar y salir de las albercas o el mar.

Además es recomendable no utilizar playeras o camisetas porque que ahí pueden alojarse las bacterias.

Como medida preventiva, indicó que para los pies se pueden usar talcos con ácido benzoico, que evitan el crecimiento de los hongos, una vez que están bien secos y oreados.

Cuando ya hay infección, la persona tiene comezón, descamación y puede haber mal olor, por lo que se debe estar atento ante estos síntomas.

“Lo que no se recomienda es la aplicación de pomadas o ungüentos sin prescripción médica, particularmente cuando ya se tiene la infección, el diagnóstico debe ser individual pues hay diversos tipos de hongos y bacterias que se eliminan después de un mes de tratamiento”, enfatizó.

Señaló que para los pacientes con diabetes, estas medidas son obligatorias y las deben de realizar en su vida cotidiana.

“Las personas no sienten comezón o irritación de las infecciones, esto llega a provocar que la extremidad se gangrene e incluso se tenga que amputar”, explicó.