Pemex vendió negocio que le haría ganar

62

CIUDAD DE MÉXICO.– En 2017, Pemex vendió, por tres mil millones de pesos, su participación en un empresa ligada a la operación del gasoducto Los Ramones II en el norte del país. El argumento: que ya no era compatible con su modelo de negocio actual enfocado a la transformación y producción de hidrocarburos.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio de valuación realizado a petición de Pemex, el negocio del que se salió era rentable y de mantenerse en el mismo le hubiera permitido obtener en 2026 los tres mil millones que le pagaron, y en los próximos 25 años, el triple de ese monto.

Peor aún: el dinero que obtuvo Pemex por dicha venta debió destinarse a proyectos productivos que generaran una mayor rentabilidad que en Los Ramones II, sin embargo, al día de hoy no hay pruebas de en qué se invirtió.

Así lo revela el informe de resultados realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) con motivo de la Cuenta Pública 2017, en la que se examinaron las condiciones en las que Pemex se deshizo de su participación accionaria en la empresa Ductos y Energéticos del Norte S. de R.L. de C.V. (DEN).