Gaudiano se va a Morena

86

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN
DE FRENTE Y DE PERFIL

Con el oportunismo que le caracteriza y después de sufrir una apabullante derrota, la ruta de Gerardo Gaudiano se dirige a Morena, partido al que ya había rechazado con anterioridad.

El alcalde con licencia de Centro (Villahermosa) y candidato perdedor al gobierno de Tabasco, advirtió con anticipación su éxodo, que ya tenía programado para este período electoral.

Cuando fraguaba su cambio, surgió la propuesta de ser candidato a gobernador de la alianza formada por PRD, PAN y Movimiento Ciudadano, por lo que frenó su renuncia al partido del sol azteca.

Ese oportunismo que lo ha caracterizado lo pone en la opción de buscar espacio en el gobierno federal con su chapulineo a Morena, aunque ahora dejará pasar los efectos de la derrota, para anunciar sus nuevos planes y practicar el éxodo.

Gerardo se distanció de AMLO, quien le dio la oportunidad y lo invitó a la formación del Movimiento de Regeneración Nacional, pero prefirió esperar, con su clásico oportunismo, otros tiempos, ya que competiría por el Partido de la Revolución Democrática para la alcaldía de la capital del estado, la cual ganó. Hace un par de meses, durante una comida con periodistas de la Ciudad de México, el entonces candidato a gobernador de Tabasco, externó su intención de votar por el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, con todo y que, explicó, el candidato de su partido era Ricardo Anaya, un compañero suyo en la LXII legislatura del Congreso de la Unión.

Narró que con los tres principales candidato presidenciales le unía una estrecha relación, ya que en el caso de Anaya y López Obrador eran lazos de amistad y fraternidad.