Sin respeto

36

Ciudad de México.– A través de una conferencia virtual, pues Saúl Álvarez se encontraba en Guadalajara, Jalisco y Gennady Golovkin en California, Estados Unidos, ambos boxeadores comenzaron con palabras, el duelo que sostendrán con los puños arriba del ring en Las Vegas, Nevada, el próximo 15 de septiembre.

Ninguno de los dos quiso ahondar en un principio en el tema de la suspensión del mexicano por el doping positivo por clembuterol, misma que impidió la realización de esta reyerta el pasado 5 de mayo.

“Lo que pasó ya se sabe, no tengo nada que decir, lo importante es que estamos aquí y tendremos una gran pelea, mejor que la primera”, señaló el tapatío.

“No fue mi decisión todo lo ocurrido, pero ahora no importa, sólo lo hace que pelearemos de nuevo”, replicó Golovkin.

Esta suspensión obligó al kazajo a pelear ante el ruso Vanes Martirosyan, a quien venció por nocaut en el segundo round, esta sencilla victoria fue criticada por el Canelo.

“Vi su pelea del 5 de mayo, pero no se le puede llamar pelea, no tuvo rival”, sentenció.

Fue entonces que se prendieron los ánimos, primero Tom

Loeffler, manejador de Golovkin advirtió a su contraparte, Óscar de la Hoya sobre Álvarez: “Dile a tu boxeador que menos carne mexicana y más boxeo mexicano”, a lo que

De la Hoya contestó: “Le recomiendo que se dedique en pensar en su púgil”. Además, el dirigente de Golden Boy Promotions apuntó que la estrella de la función es Saúl Álvarez, pues es el único que puede llenar todas las Arenas porque tiene el respaldo de todo México.

Esto provocó la molestia de Triple G, quien no cree que su rival tenga todo el apoyo de la nación azteca.

“No creo que en realidad todo México esté a favor del Canelo, entiendo que es un pelador popular, pero si hicimos esa concesión (dividir porcentajes de ganancia 55-45 en favor de Saúl Álvarez) fue para darles a los fans la pelea que querían”, comentó el boxeador europeo.

La respuesta del jalisciense, a las palabras del de Kazajistán, no se hizo esperar. “Siempre he tenido detractores en mi carrera, pero siempre hay más gente que me apoya que la que no, la gente me ha estado apoyando, pero al final, la gente esté conmigo o no, los únicos en el ring seremos él y yo.

“Ese día se verá quién es Canelo, se perdió el respeto que teníamos, voy con otra mentalidad, así esté la gente conmigo o no”, apuntó Álvarez.

DIFERENTE

Desde ambos lados pronosticaron un combate distinto para el próximo 15 de septiembre en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

“Canelo acabará noqueado, Gennady quiere estar seguro que nadie cambia su destino”, lanzó el entrenador de Golvokin, Abel Sánchez.

Mientras que Saúl descalificó las palabras del preparador de origen mexicano, y aseguró que “se verá un Canelo muy diferente en este pelea, además, ellos me han faltado el respeto a mí, por ello mi actitud ha cambiado”, externó Álvarez a unos meses de que se dé el segundo capítulo ante Golovkin, el cual ya se comenzó a calentar.