López Obrador tiende puentes “sin rencores”

Andrés Manuel aseguró que buscará la reconciliación con Anaya, Meade, Fox, Calderón y Salinas, pues no guarda rencores

52

Arrancó la sucesión presidencial. Horas antes de su reunión con el aún titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, su virtual sucesor, Andrés Manuel López Obrador, delineó lo que hará en los seis meses previos a su toma de posesión. Lo primero será reconciliarse con actores políticos, tender puentes, limar asperezas y trabajar desde ahora.

Y aseguró que no descarta invitar a trabajar con él a sus adversarios –Ricardo Anaya y José Antonio Meade–, con la finalidad de tender puentes con todas las fuerzas políticas. Dijo no guardar rencores y repitió la frase “amor y paz”.

Anotó: “Voy a platicar con ellos. Ayer (domingo), que me llamaron por teléfono quedé en el caso de Meade, y también de Anaya, de buscarlos, lo voy a hacer en su momento. Voy a hablar con ellos, independientemente de si colaboran en el gobierno o no”.

Aún más: esos puentes que empezó a tender alcanzan también al presidente Enrique Peña Nieto y a sus antecesores Felipe Calderón, Vicente Fox y Carlos Salinas, a pesar de que estos últimos fueron detractores de su carrera política.

El duro discurso, a veces tajante, que usó el fundador de Morena en su campaña proselitista, ya cambió. Ahora hasta el tono es diferente, mesurado y más tranquilo. Fiel a su estilo, no se echará a la hamaca, y anticipó: “Voy a trabajar bastante (…) De modo de que cuando lleguemos, el día primero de diciembre, ya se inicien (los programas). Porque nos va a tocar a nosotros hacer el presupuesto para 2019, es una de las cosas que voy a tratar con el presidente Peña”.

En la entrevista reiteró lo dicho el domingo en la noche, cuando celebró en el Zócalo con sus miles de seguidores: “Amor con amor se paga y no les voy a fallar… Amor y paz…”. Sin dar detalles, se refirió a la llamada que sostuvo con el mandatario estadounidense Donald Trump.

Precisó que la conversación versó en la necesidad de establecer una política de buena vecindad y desarrollo entre México y Estados Unidos, pero sin tocar el tema de la construcción del muro fronterizo.

En entrevista con Javier Alatorre, de Tv Azteca, adelantó que realizará una gira por los 300 distritos electorales federales en que se divide México.

Otro punto a destacar de esta entrevista, es que AMLO afirmó que no está apostando a construir una dictadura, garantizando las libertades de los mexicanos. Y remató que a los tres años de su Gobierno, se someterá –en las elecciones intermedias– a la revocación de mandato, donde los ciudadanos decidirán si continúa o no como Presidente.