Se les cayó el sistema… priísta

136
Eduardo Camacho
Maestro, las encuestas no fallaron y no hubo sorpresa: AMLO arrasó.
-AMLO es el presidente electo porque ayer fue el candidato de los pobres, y los pobres fuímos y somos la gran mayoría.
Anaya y Meade se quedaron muy lejos de su objetivo.
-Don Riquín Canallín y Triangulín pagó en las urnas las puñaladas traperas a sus consanguíneos panistas, traiciones que su partido se las está cobrando: antes del Riqui ahogado ya querían tapar el pozo y cambiarle la cerradura. Y el #YoMero no fue primero (ni segundo).
Ya es lunes 2 de julio y no nos hemos convertido en Venezuela…
-Tendremos un mandatario maduro, pero nunca Nicolás; más bien un Pepe Mujica (de tan grata memoria en Uruguay) a la mexicana: pobre, pero honrado.
Tres décadas después del fraude de Salinas contra Cárdenas, ahora no se cayó ni se calló el sistema.
-Ahora se cayó el sistema… pero priísta, haciéndose pedazos. El epicentro fue en Buenavista y el sismo se sintió muy fuerte en Constituyentes.
Varias ONG’S denunciaron la compra de voto por 10 mil pesos.
-Pero la gran mayoría, aunque necesitada, resistió y votó con memoria, dignidad y convicción.
Claudia Sheinbaum también barrió a Barrales y Arriola…
-La auténtica izquierda unida demostró que la tercera era la vencida, y la CDMX estrenará palacios morenistas: el Nacional y el del Ayuntamiento.
Los Chuchos deben estar muy arrepentidos por su diábolica alianza…
Chuchos y demás tribus renegadas ya son harina de otro costal: el de la basura.
Falta que la selección mexicana triunfe para completar las cosas chingonas.
-¿Qué mejor cosa chingona que el triunfo de un régimen popular y anticorrupto?