Haciendo amigos

37
Rodrigo Mojica

Samara, Rusia.– Dimitriv o Dimitrov, suena casi igual, pero no es lo mismo. Como no lo es Anita siéntate en la hamaca, que siéntate en la… ¡Ah no, verdad! Al final, dejando de lado las diferencias, se une a la lista de otro de los personajes rusos que se portaron a toda madrivsky con nosotros.

Han pasado 21 días, el nuevo mes nos agarró en el Viejo Continente combinado con Asia.

Moscú al doble, Rostov, Ekaterimburgo, y ahora Samara, del que ya escribiremos un poco más mañana, pero que de entrada les podemos adelantar, tiene un clima bastante infernal, al menos en esta época del año, han sido las paradas siguiendo la pista de la Selección Nacional.

Y entre camionetas turísticas, taxis, buses, y demás, pudimos conocer al cuate de la imagen, quien ante nuestra ignorancia en las rutas, se portó de maravilla.

Aplicamos para un hospedaje lejísimos y, debido a los horarios y que el transporte es limitado a partir de las 21:00 horas, hubo un cambio extraordinario de planes.

Estábamos, poniendo como ejemplo a nuestra nación Azteca, en Toluca, y teníamos que ir hasta el Coloso de Santa Úrsula, nada práctico para estos casos.

Y en esa mudanza para facilitar el comino y los cierres del Artur y el Kevin, y la chamba de Nachito en la rotativa, nuestra anfitriona, Lillya, nos acercó lo más que pudo a esta ciudad, pero tuvo que abandonar el barco antes de tiempo, pues también trabaja.

Entonces el buen Dim, así le diremos, fue nuestro guía, pero además, al ver nuestra deshidratación, antes de subirnos al último auto, no sin antes bromear por traer el chamarrón a este hervidero, se mochó con una coquita de cereza. Tipazo. La bandota.

Y hoy celebro, junto a él, y también con las cocineras del Centro de Medios, que Rusia haya pasado a Cuartos de Final, luego de eliminar en los penaltis a España.

Se siente chido, obviamente las de cocodrilo invadieron a las lindas féminas, no es para menos, todas ellas hacen el trabajo tras bambalinas, la actividad ruda y de organización, éste es su Mundial.