Una probadita de México

88
Rodrigo Mojica

Moscú, Rusia.– Cuando en una Copa del Mundo se habla del folclor mexicano, dicho por los extranjeros de todo el planeta, se vienen a la mente máscaras, sombreros de charro, penachos, y por supuesto el verde tan característico.

La lucha libre podríamos decir que es cultura, la música de mariachi, tradición, los aztecas, historia, y el tono, universalidad ante los ojos de todos.

Sin embargo, de este lado del charco y a tono con la parafernalia, a propósito del Mundial de futbol, al gobierno de casa se le ocurrió la buena idea, como dice el sitio, de dar Una Probadita de México, con distintos tópicos que caracterizan a nuestra nación.

Y ayer, aprovechando que todos los ojos apuntan a Rusia 2018, una actividad que se tiene contemplada para el 2 de noviembre en el país, con desfile incluido, propio del Día de Muertos, se decidió primero exponer por estos lares, porque además quedaba a punto para el lucimiento.

La Catrina, la muerte, mujeres y hombres portando los trajes típicos de la región, pero aderezados con maquillajes fantasmales, fueron la sensación en aquel sitio que tuvo como sede el centro de Moscú.

Y los rusos, extasiados con todos esos macabros y originales personajes, hicieron largas filas para irse maquillados, y de paso estar ad hoc con aquella festividad que se adelantó cuatro meses. Para darle el toque todavía más mexicano, una de las mejores voces de suelo nacional, Edith Márquez, le puso música a la verbena calaquesca.