Diario Basta!

Fiesta cultural: Fin de semana en el centro

LA MAYORÍA DE LOS MUSEOS SON GRATIS, POR EJEMPLO, EL PALACIO DEL ARZOBISPADO, ETCÉTERA.

LOS FINES DE SEMANA el Centro de la Ciudad es una fiesta cultural, en la mayoría de los museos las entradas son gratis, por ejemplo, el Palacio del Arzobispado, está en la calle de Moneda 4, es un bello edificios y siempre hay exposiciones de pintura que admirar o simplemente recorrer el edificio que habitó el arzobispo fray Juan de Zumárraga, que es agasajo.

Dice el Nican Mopohua, es el texto en náhuatl que narra la aparición de la virgen de Guadalupe a Juan Diego, se dice que llegó caminando desde el cerro del Tepeyac con su tilma hasta el Palacio del Arzobispado para mostrarle a Zumárraga las rosas del Tepeyac y al extender su ayate apareció la imagen de la virgen de Guadalupe.

Además están las ventanas del tiempo, se puede asomar a ver los vestigios del recinto ceremonial Tenochtitlan y la entrada es gratuita.

Y en la calle de Guatemala 18 está el Centro Cultural España, también la entrada es libre, es un edificio muy antiguo reconstruido en el siglo XVII, adaptado con acertados toques de modernidad para las actividades culturales: cine, música, exposiciones, actividades para niños y el Museo de sitio, se puede ver parte del calmecac, la escuela militar de los aztecas.

El España es un edificio bello, bien acondicionado, le cuento, tienen baños hasta para cambiarle los pañales al bebé, hay elevadores para subir a las diferentes salas y tiene vida.

A la vuelta, en la calle de Donceles 99 está el Museo de la Caricatura, un bello edificio novohispano, fue el Real Colegio de Cristo, también tiene una ventana al tiempo donde se pueden ver escalinatas de una construcción de Tenochtitlan, se asoma debajo de los suelos la gran ciudad de Tenochtitlan.

Si le gusta el humor hay una gran colección de caricatura política desde la época de don Porfirio Díaz hasta portadas de revistas políticas de ahora y de caricaturistas muy famosos; Abel Quezada, el que creó, el personajes de Gastón Billetes, del genial Rius, de don Gabriel Vargas y su Familia Burrón, del genial caricaturista Naranjo, se va a despatarrar al ver las caricaturas de nuestros políticos del siglo XX y principios de este XXI, más adelante, del lado derecho está el café Río, buen café y un pastel de dátil como los hacen los árabes y los sándwiches sabrosos, digo que tanto es tantito.