Cerrados a la crítica

39

Moscú, Rusia.– Los planes no se modificaron, la Selección Nacional se mantiene firme en la casa del Dynamo de Moscú, pues eso estaba dispuesto desde hace varios meses; incluso antes de que se conociera el Batallón en el que contendería, los dirigentes ya tenían un búnker listo para la concentración.

Sin embargo, en la otra cara, hoy los escenarios parece que sí modificaron su rostro, pues aunque se daba por descontado antes de que comenzara la Copa del Mundo enfrentar a Brasil en Octavos de Final, después del triunfo sonante ante Alemania el destino parecía uno menos complicado, tal vez Suiza.

Y todas esas suposiciones, que por obvias razones regresaron las voces negativas, tienen que ver con una derrota que cimbró por completo.

Que Suecia goleara 0-3 a México era lo menos presupuestado, pero ahora, ante tal capítulo, reapareció la eterna disputa que tienen los integrantes del Tricolor con la prensa.

En redes sociales, que son en la actualidad el pan nuestro de cada día, Rafael Márquez se fue contra quienes critican y no han ganado nada, los llamó mediocres, obviamente el grueso azteca reviró al Káiser.

Javier Hernández, quien puso de moda aquello de las chingonerías, dijo que el miércoles que “no perdieron por pendejos”.

Andrés Guardado, quien usa la cinta de capitán, ante la suplencia del propio Rafa, ayer se refirió sobre cómo percibe a los medios en torno a la escuadra azteca.

“No sé si justo o injusto, lo dije después de Alemania, que no nos confiábamos, porque sabíamos que el futbol cambia de la noche a la mañana, y fue el claro ejemplo, un día los mejores y otro los peores. Estamos acostumbrados a estas situaciones, no podemos cambiar mucho la mentalidad de cómo se nos juzga a veces, estamos satisfechos porque pasamos en el Grupo más difícil, nadie daba un peso por nosotros y estamos en Octavos de Final.

“No estamos contentos por la derrota, y nos hubiera gustado ser líderes, trabajamos para el siguiente partido, pero al tema de justo o injusto no le doy importancia, porque es más de lo mismo”, dijo El Principito, con claro hartazgo.

HAY TIEMPO

Y el mediocampista del Betis español, siguiendo la línea de discursos anteriores de otros compañeros, se dijo tranquilo porque el bajón vino en un momento adecuado, por lo que confía en que podrán regresar a las bases que hicieron lucir tan bien al grupo ante los germanos.

“Nos dejó sobre todo que se aprende más de las derrotas que de las victorias, sale a relucir todo lo malo, por así decirlo, entonces nos dio una gran lección el partido contra Suecia, sobre todo por enfrentar ese estilo de juego, no sólo Suecia, sino el estilo europeo de juego aéreo y directo.

“Hemos sufrido con esos rivales y no hemos sabido plantear contra ese tipo de equipos, la lección más grande es esa, que si enfrentamos a otro equipo así, debemos cambiar el estilo, no darles tanto espacio para explotar el contragolpe y el juego aéreo. El futbol nos pone en Octavos contra un estilo parecido al nuestro, debemos dejar de lado lo que se hizo mal y canalizar todo para éste, que es el partido de nuestras vidas”, aseveró.