Hacer ejercicio en familia

19

Con el hecho de caminar juntos o jugar a la pelota, se fomenta la integración del núcleo familiar

LOS DEPORTES para practi­car en familia estimulan en los integrantes del círculo familiar hábitos saludables que durarán para siempre. Un aspecto posi­tivo y de gran importancia es la reducción de la tasa de obesidad infantil, ya que se incrementa la actividad física.

Lo más importante es que in­dependientemente de la buena salud o los buenos hábitos, los la­zos familiares se estrechan cada vez que se le dedica tiempo de calidad a estar juntos en activida­des recreativas y deportivas.

Los deportes para practicar en familia ofrecen beneficios físi­cos, emocionales y mentales ini­maginables.

PARA PRACTICAR EN FAMILIA

Dentro de la amplia gama de deportes, existen algunos que pueden ser practicados en fami­lia; lo ideal es lograr la participa­ción activa de los niños.

Factores que vuelven importante las actividades familiares:

Reducción del tiempo que se de­dica a los videojuegos y televi­sión, lo que estimula la creativi­dad en los niños.

Se aprende a trabajar en equi­po y a respetar a los demás.

Fortalece los vínculos fami­liares y se logra ampliar la com­prensión entre cada uno de los in­tegrantes de la familia.

Permite llevar a cabo activi­dades productivas y fomentar el respeto por el medio ambiente, aún en niños pequeños.

Ofrece relajación, un momen­to diferente; lo mejor de todo: le das un buen ejemplo a los más pequeños.

Lo ideal es que produzcan es­tos encuentros al menos dos veces por semanas y de forma variada. Las risas, la diversión y el compañerismo no se hacen esperar al hacerlo.

Natación

Se trata de uno de los mejores depor­tes para practicar en familia, debido a lo completo que resulta. En ella, pueden participar hasta los bebés. Con práctica, se puede lograr enseñar a los pequeños a nadar y a hacerse amigos del agua.

Además, es un excelente método pa­ra quemar esas calorías de más e incre­mentar la resistencia física.

CICLISMO

Es una excelente actividad para llevar a cabo en familia, por ser un deporte que estimula la diversión y alegría. Algunos de los beneficios de esta actividad pue­den ser: Fomenta el movimiento, la mo­tricidad y ayuda a desarrollar los reflejos.

A nivel físico, activa la circulación, combate la obesidad, el sobrepeso y pro­tege el corazón.

Senderismo

En este, se pueden incluir a los niños co­mo elementos activos para que disfruten de la naturaleza. Dentro de los beneficios físicos que ofrece, se encuentran: activa­ción de la circulación y estabilización de la presión arterial, lo que protege el cora­zón. En la parte emocional, brinda un res­piro de las actividades cotidianas que in­duce a la relajación.

Escaladas en familia

Las escaladas son una actividad que ayuda a liberar energía, algo abundante en los niños.

Además, permite desarrollar la capaci­dad de enfrentar los retos y da refuerzos positivos a los integrantes de la familia. A todo ello, se suma la diversión que origina el esfuerzo para ejecutar esta práctica.

Caminatas

Las caminatas son la opción más viable para los días con poco tiem­po. Solo es necesario apartar 30 minutos pa­ra ir al parque y disfru­tar un rato en compañía con los seres queridos. Esto ayuda a liberar las tensiones y dar movili­dad al cuerpo.