Albertano desde Rusia

10345
Raquel Bigorra

 Albertano se fue al Mundial para cubrir a Adrián Uribe. ¿Cómo ha sido salir al quite? ¿Dejar a sus tres hijos? Y más, aquí nos cuenta Cara a Cara.

¿Cómo es tu rutina desde que estás en Rusia?

Está cañón. Todos los días nos levantamos a las tres de la mañana para estar listos a las 3:45 y checar el vestuario que vamos a utilizar en el foro. A las 4:15 una camioneta nos lleva al IBC donde están todas las televisoras de todo el mundo. Dios mío, por la diferencia de horario está muy matado ese horario de los llamados. Empezamos con una pequeña junta donde el productor nos explica la escaleta del programa, viene maquillaje y peinado, después grabamos algunos avances o si ya están grabados, sigue una junta con creativos para saber cómo presentaremos cápsulas. Al terminar el programa, salimos a desayunar y durante el desayuno organizamos el día.

¿Cuántas cápsulas graban al día? ¿Cómo han recibido a Albertano y a tus personajes los rusos en la calle?

Se graba una cápsula por día. El tiempo es importante ya que se tiene que organizar todo para que te rindan las horas, no solo es planear, la grabación y la postproducción llevan su tiempo, es agotador, pero afortunadamente es muy divertido. Memo del Bosque tiene un equipo de colaboradores entrones. Está César González, El Pollo, El Borrego, El Macaco. Es una granja. Salir a la calle es muy divertido. No solo ves rusos, está lleno de mexicanos también.

¿Cómo es el ambiente en el estudio?

El ambiente en el estudio es muy cordial, El compaye es a toda maye, quien lo interpreta es un gran amigo y Toño de Valdes es un tipazo. Es muy buen compañero. Es una persona muy decente y profesional.

Sé que lo más difícil para ti fue dejar a tus hijos.

Estoy en contacto con mis hijos todo el tiempo por medio del WhatsApp. Es difícil por los horarios. Nunca me había separado de ellos tanto tiempo y es difícil sobre todo para el más pequeño. Es lo que más me puede.

¿Volverías a repetir la hazaña? ¿Vale la pena el esfuerzo?

Fue arriesgarse mucho, pues fue ir a la guerra sin fusil. Pero salir de tu zona de confort te pone en riesgo y te pone a prueba a ti mismo. Venir de un éxito en el teatro y preparar maletas para irte a Rusia en 15 días parecía una locura, pero vale la pena. Es maravilloso arriesgarse porque así obtienes resultados en la vida. Arriesgándote. Estoy muy contento con la producción, y el público a través de las redes sociales me escriben muy bonito y sé que estamos haciendo un buen trabajo en equipo.

Decían que regresabas antes de que acabara el Mundial.

Para nada. Aquí estamos hasta el final del Mundial y muy contentos y motivados por los resultados. Regresamos finales de julio y retomamos en agosto A oscuras me da risa.

He estado en contacto con Ariel con mucha frecuencia desde Rusia. Siempre tiene un momentito para mandarme una foto, compartirme una anécdota. Como amigo es maravilloso y como comediante, para mí, es el mejor. Nos leemos mañana en Ahí viene la Bigorra.