Un cuento de no acabar

26

Rostov del Don, Rusia.– Después del triunfo sonante ante Alemania, ahora al interior de la concentración Tricolor, para su mala fortuna, el tema recurrente es que otra vez apareció el grito homofóbico de los mexicanos en contra del portero rival, ahora en Rusia 2018.

FIFA sancionó con poco más de 200 mil pesos a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y, el secretario general del organismo, Guillermo Cantú, al llegar al hotel de concentración de la Selección en esta ciudad, se refirió por enésima vez a esto que, además se sinceró, parece estar fuera de su alcance para erradicar.

“Mejor no le busquemos tres pies al gato, para qué”, respondió cuando se tocó la cuestión de las posibles sanciones a quienes profieran estas expresiones.

“Hemos hecho todos los esfuerzos posibles, entiendo que esto es una fiesta, pero también hay que celebrarla con responsabilidad.

“Por su bien (de los aficionados), no queremos que los saquen del estadio, y se pierdan de esta gran fiesta”.

En tanto, aseveró la complejidad de hacerle entender a miles de compatriotas que esa manifestación en los estadios de futbol es perjudicial, dejando de lado la connotación de la palabra.

“Al final es una responsabilidad (de la FMF), tal vez no hemos sabido comunicarlo de tal manera o tan rápido como quisiéramos para modificarlo”, aceptó.