México, ¿hora del Women Power?

42
Mtra. Soraya Pérez

AÚN NO EXISTEN LAS CONDICIONES QUE NOS PERMITAN ACCEDER A UNA VIDA DE IGUALDAD

A pesar de que las mujeres representamos más del 50% de la población, aún no existen las condiciones económicas, sociales y políticas que nos permitan acceder a una vida de igualdad en todos los sentidos; en pleno siglo XXI el tema de equidad de género ya no debe ser visto como un asunto de justicia social, sino como un tema de eficiencia, de rentabilidad y de economía, que de no atenderse seguirá frenando fuertemente el desarrollo económico.

De acuerdo al Foro Económico Mundial, el mundo tardará más de 100 años en cerrar la brecha de género. Además, en este reporte México tiene una de las más bajas calificaciones, pues ocupamos el lugar 66 de 144 países.

En nuestro país hay más de 13 millones de mexicanas que nunca han trabajado. Esto se debe a la dificultad implícita que tienen las mujeres para obtener un trabajo, lo que se traduce en informalidad o en trabajos con una remuneración baja, lo que causa que en promedio ganemos 30% menos que los varones.

Sin embargo también hay cosas buenas, pues gracias a la Reforma Política, impulsada por el presidente Peña Nieto, la participación de las mujeres en el Congreso de la Unión se ha incrementado de manera importante, aunque aún queda mucho por hacer. Es por esto que incluir a la mujer en la vida económica y asegurarle espacios de liderazgo debe ser una tarea prioritaria en la agenda política y social de nuestro país; de hecho, está comprobado que eso nos permitiría crecer de 3 a 5 puntos de nuestro PIB.

Seamos claros, la brecha entre hombres y mujeres, es un problema estructural, inmerso en la cultura y en el accionar de México; es trabajo de las instituciones, de los legisladores y de los gobiernos trabajar por revertir esta situación. Es por esto que aplaudo a las mujeres empoderadas y talentosas que trabajan día con día para construir un futuro más justo para todas; hoy más que nunca, nuestro país necesita mujeres líderes construyendo el México que nos merecemos.