Mujeres al fútbol

32
Rodrigo Mojica

EL GOBIERNO DE ARABIA SAUDITA, DESDE 2017, PERMITIÓ A SUS MUJERES ACUDIR A LOS ESTADIOS, Y ESTE MUNDIAL FUE LA PRIMERA VEZ PARA MUCHAS

Moscú, Rusia.–Los grupos más cerrados, esos mismos que conciben a la religión como una forma de vida, y no como una mera bandera o creencia, les prohibieron a las mujeres ser partícipes del futbol.

En los países de Medio Oriente, tan pasionales cuando se habla de estos tópicos, también el machismo lo ondean como una manera de imponer condiciones.

Nacer mujer en países islámicos se traduce en tener menos derechos que los hombres.

Pero desde 2017, una nación que ha entendido que la libertad es en pos del crecimiento, como Arabia Saudita, puso el ejemplo y abrió las puertas al deporte más popular en el mundo.

Y fue de hecho en el Rusia vs Arabia, que sirvió para estrenar la justa veraniega, en donde se dio el desfile de muchas féminas alentando a su seleccionado, que al final fue goleado 5-0 por el anfitrión.

Y, tomando como ejemplo aquella apertura árabe, en el actual Mundial las ciudadanas iraníes le están pidiendo al mundo entero que las apoyen para que su gobierno les siga los pasos a los saudíes, porque al final es una idea que podría globalizarse, para dejar el retroceso en donde se debe, enterrado en los recuerdos.

Y, de hecho en el remojo mundialista de Irán, enfrentando a Marruecos, en el que el primero se impuso 1-0, una mujer de nombre Sara sostuvo una pancarta blanca en la que se leía: “Apoya a las mujeres iraníes para que asistan a los estadios”.

En el anonimato, pues de ser descubierta por las autoridades de su país, tendría que pagar hasta cinco años de cárcel, porque allí, a ellas no se les permite ver un partido de balompié en vivo y en directo, esta valiente mujer abrió de nueva cuenta un debate constante en el globo.

Personajes como esta activista aprovechan certámenes internacionales para poder gozar lo que les es prohibido en su país desde 1979, tras la Revolución Islámica.

“La FIFA prohíbe los mensajes políticos, pero esto no es una cuestión política, es una cuestión de derechos humanos”, dijo Sara en entrevista al periódico El País. Lo cierto es que en la inauguración de esta competición, fue increíble ver a las chicas saudís mostrando su cara más desinhibida, con todo y su tradicional vestimenta.