La de Luis Miguel me inquieta

937
Daniel Bisogno

Así es público querido, dador de amor y cariño a su vez, una vez más desde este incandescente rincón del averno, les escribo y les saludo con profundo desprecio hacia mi persona, pero con amor hacia la de ustedes, les platico que después de tanto escuchar que la gente se volvía loca con la mentada serie de Luis Miguel, que la esperaban semana a semana con desesperación y todo el mundo la comentaba, yo me mostré reacio a verla, pero al final, dedicándome a esto tuve que sentarme a verla, a pesar de la infinita hueva que esto me inspiraba y es que la verdad a mí la carrera de Luis Miguel siempre me ha dado mucha flojera, reconozco la voz impecable que tiene, el gran cantante que es, pero me parece que ha manejado pésimo sus relaciones públicas a lo largo de su vida y ha sido profundamente conformista como artista, jamás evolucionó, por el contrario, al ir perdiendo el físico, ha ido en retroceso según mi punto de vista, pero al ver tanto interés del público en dicha serie, pues no me quedó más remedio que soplarmela y pues como dijo Alfredo, “ni pedo”, con teléfono en mano por si me tenía que escabullir hacia Twitter o Face y unas botanas, me aplatané y me dispuse a ver los capítulos y les digo mi opinión,está bien escrita aunque en momentos se torna lenta, tiene una estupenda fotografía, en relación a las actuaciones, en general son malísimas, a excepción de Óscar Jaenada, quien interpreta a Luis Rey, el padre de Luis Miguel, que está verdaderamente soberbio, los demás están para bofetearlos, no me pueden decir que Diego Boneta actúa, es lamentable, sí, es guapo, tendrá nalguitas muy lindas, pero es totalmente gris, no es actor, esa es la realidad, en cambio el hijo de Marcos Llunas, que interpretó a Luis Miguel de niño, lo hacía glorioso, además de cantar como los ángeles, actúa de forma espectacular, las novias de Luis Miguel, todas fatales, incluida Camila Sodi, no sé si sea el trabajo de dirección que ha sido erróneo o de verdad es que pocos actúan ahí, además la serie está interesante, pero es una verdad a medias, de justificación de la vida de El Sol, de su comportamiento, según esto, el papá es un maldito malnacido, la mamá abandonadora, las novias todas golfas, unas malditas rameras pues, los amigos unos traicioneros de ínfima categoría, los mánagers todos unos delincuentes, el caso es que según la serie Luis Miguel, ha sido la única víctima de todo y de todos, todo el mundo ha abusado de él y por eso él ha sido como ha sido, no dudo que le hayan pasado cosas, pero él tampoco es la madre Teresa de Calcuta, como acaban por reflejarlo en la serie, ahora, de que ha sido un movimiento inteligente en este momento de crisis en su carrera, eso sin duda, pues lo ha regresado al candelero, los más chavos que no lo conocían lo conocen, los que lo había olvidado un poco lo vuelven a recordar, vuelve a estar en boca de todos, espero que en este nuevo aire a su carrera haga conciencia de lo importante que es el respeto al público, el tener un show espectacular, no con seis músicos y coros grabados, el no cancelar eventos con su público ya sentado en el lugar, y tomar las riendas de su carrera, evolucionar, creo que el público se lo merece, ser el mejor artista de este país, y tiene todo para serlo, no más justificaciones. He dicho.