La adopción gay en México

348

México fue uno de los 20 países en el 2015 de sumarse a la adopción gay, así lo considero la Suprema Corte de Justicia de la nación de México, y en el 2009 legalizó el matrimonio homosexual en el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo.

El permitir la adopción fue una victoria para el movimiento gay en México, y fue dado en un año marcado por la lucha homosexual.

En el 2016 se dijo que no se puede prejuzgar dichas uniones, por lo que el proceso y los requisitos solicitados son los mismos que se piden para parejas heterosexuales.

El proceso de adopción puede durar de un año y medio a dos, para evaluar con pruebas psicológicas a los padres que quieren adoptar.

Si los encargado de hacer las evaluaciones se dan cuenta que las personas presentan patologías y que hay riesgos, no van a poder contar con el certificado de idoneidad. Si cumplen con todos los requisitos, obtendrán el certificado y tendrán que esperar la asignación del niño en adopción.

De no hacer dicho proceso, estarían discriminando y prejuzgando a los solicitantes, así como acortando las posibilidades de que un niño sea adoptado .

Varios estudios de Psicoanálisis indican que no existen diferencias significativas en el desarrollo de niños criados por parejas del mismo sexo o de padres heterosexuales.

Desde que se legalizo la adopción gay 17 parejas LGBTTTI se convirtieron en padres a través de la adopción homoparental, nueve fueron de parejas de hombres y ocho de mujeres.