“Ya nadie se muere de VIH”…

118

A pesar del mundo de información de la que disponemos hoy en día sobre VIH y SIDA, aún existen muchas dudas al respecto, sobretodo ante la información falsa que llega a confundir, genera miedo y en ocasiones, promueve que los estigmas en torno a éstas se fortalezcan.

Desafortunadamente, la comunidad LGBT sigue siendo la más afectada, por lo que es importante apostar por una vida sexual responsable e informada, que nada tiene que ver con el cómo o con quién o quienes decidas hacerlo.

Durante el primer trimestre de este año, existían 2,221 casos nuevos diagnosticados en el país, de los cuales 1345 eran de VIH y 876 correspondían a SIDA*.

“Actualmente nadie muere por VIH”, es una frase que desde hace varios meses escucho y que, debo confesar, también he dicho; lamentablemente, lejos de que ésta sea un aliciente para seguir   aplicándonos y cuidándonos, sacando provecho de las herramientas disponibles para hacerlo, parece que es una invitación a hacer todo lo contrario.

Prácticas bareback (donde se omite el uso del condón) y bugchasing (relaciones sexuales con personas que viven con VIH con el objetivo de ser infectados), van al alza, y me pregunto, ¿cómo es posible esto?, teniendo condones al alcance de todos, (si los compras encuentras de todos los precios, texturas, colores y sabores) y sí, son al alcance de todos porque si no quieres gastar, basta con que los pidas en cualquier clínica del sector público y te regalan al por mayor; sólo me viene a la mente una respuesta: falta de información.

Sí, aunque muchos pueden pensar que están al día con todo lo relacionado al VIH, muchas veces es todo lo contrario, ya que se dejan llevar por la falsa idea de lo que significa vivir con el virus -si me infecto sólo necesitaré tomar una pastilla al día y listo-, pero las cosas no son así de sencillas.

Aunque los esquemas sí constan de pastillas (el número depende de cada caso, no es un esquema universal, éste es personalizado de acuerdo a diversos factores), el adheririse a él, no es algo tan sencillo ya que te debes programar como reloj para hacerlo, todos los días a la misma hora, pero seamos realistas, cuando te has enfermado de gripa ¿te tomas las medicinas en tiempo y forma hasta terminar el tratamiento?, ahora imagínate hacerlo de por vida, ya no suena tan fácil ¿verdad?.

Ahora viene otro factor que seguro no has pensado, los efectos secundarios, aunque cada vez los medicamentos tratan de ser lo más ‘amigable’ posible, existen efectos que para muchas personas son todo un martirio: alteraciones del sueño, mareos, diarrea y la lista sigue, ya que como te dije, cada esquema y persona es diferente, eso sí, no hay que descartar la posibilidad de daño renal a largo plazo.

Las cosas se van tornarno diferente ¿cierto?, pero bueno, esto sólo es una parte, ahora vamos a hablar sobre las visitas al hospital; al ser diagnosticado tendrás que realizarte de manera periódica exámenes de sangre, para ver cómo van tus CD4’s (defensas) y tu carga viral ( o sea la cantidad de VIH en tu sangre), y exámenes generales de orina, aquí tendríamos que hacer un paréntesis para recalcar que esto se traducirá en madrugar para ir a realizarlos, permiso para llegar tarde al trabajo o  a la escuela, de igual manera para ir a tus consultas cada mes y para ir por tu medicamento (si tienes suerte te podrían citar cada dos o tres meses, sino, tendrás que ir mes con mes).

Como puedes ver hay muchas cosas detrás de un diagnóstico positivo, ahora, agrega el miedo que áun hay y la discriminación hacia las personas que viven con VIH, de resultar positivo, ¿podrías compartir tu estatus con tus amigos y familia?, si la respuesta es no, ¿has pensado en lo que dirás cuando te pregunten el por qué de tus visitas al médico o la razón por la que todas las noches tomas pastillas?…pues sí, aunque definitivamente no tienes por qué estar dando explicaciones, en algún momento habrá que lidiar con esto.

Te podría apostar que no habías pensado en estos detalles, ¿aún sigues pensando que esto es más sencillo que tener relaciones sexuales protegidas?, si ya lo pensaste mejor, te invito a informarte, visitar instituciones especializadas, consultar con tu médico,  no te dejes llevar por lo que leas en redes sociales o por lo que te digan los amigos, siempre verifica la información, busca alternativas para disfrutar de tu vida sexual y sobretodo, cuídate, nadie más lo hará por ti, el único responsable sobre tu vida eres tú mismo.

* Censida. Vigilancia Epidemiológica de casos de VIH/SIDA en México. Registro Nacional de Casos de SIDA Actualización al 1er. trimestre del 2018.