Focos rojos en la CDMX

Imposible negar presencia del crimen organizado en la capital

112

CIUDAD DE MÉXICO.- Los hechos ocurridos la madrugada del domingo en la Avenida Insurgentes y Flores Magón, en la colonia Nonoalco Tlatelolco, donde fueron encontrados esparcidos los restos humanos de dos sujetos, en un hecho totalmente inédito en la capital, puso en evidencia a las autoridades capitalinas que hasta hace poco negaban la presencia del crimen organizado en la CDMX.

De tal forma que a la procuraduría de justicia capitalina no le quedó más remedio que reconocer que el hallazgo de las partes humanas y una narcomanta son obra de dos grupos criminales identificados como La Unión de Tepito y Fuerza Anti Unión, esta última apoyada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El caso prendió los focos rojos en la capital, de tal forma que el jefe de Gobierno capitalino José Ramón Amieva, instruyó al procurador Edmundo Garrido para que se aceleren las investigaciones del caso y de inmediato se confirmó que uno de los descuartizados era Alfonso Delgado Pérez, de 42 años, de edad.