132 mil personas fallecieron en 2016 por enfermedades cardiacas

La mayoría de estas muertes pueden evitarse.

34

En 2016, en México la enfermedad hipertensiva, el infarto agudo al miocardio y otras cardiopatías ocasionaron alrededor de 132 mil muertes; no obstante que La mayoría pueden evitarse, aseveró el Secretario de Salud, José Narro Robles.

Al inaugurar el Primer Curso “CardioAcademic”, Narro Robles subrayó que las muertes y daños irreversibles que dejan estos padecimientos cardíacos se pudieron prevenir con la detección oportuna y el cambio en el estilo de vida; es decir, evitando a los cuatro jinetes modernos del apocalipsis: el tabaco, alcohol, dieta no saludable y falta de ejercicio.

Se trata de un problema que causa dolor, luto, quebranto económico en las familias y que tiene un peso muy importante en los presupuestos de las instituciones públicas en nuestro país por hospitalización y tratamiento.

Por ello, dijo, el gremio médico y la población en general deben hacer conciencia sobre las consecuencias de no prevenir estos problemas desde la niñez. “debemos enseñarle a la población, en particular a niñas, niños y jóvenes, que hay un riesgo y que ellos van a empezar a construir su camino de salud o su camino de enfermedad”, resaltó el Secretario de Salud.

Asimismo es necesario mejorar la detección oportuna desde el primer nivel de atención médica, por ello reconoció la importancia de la realización de cursos de este tipo donde estudiantes, médicos generales, especialistas y profesores se actualizan en detección y tratamiento.

“No hay mayor responsabilidad para nuestra profesión que los seres humanos que confían en nosotros, las personas que buscan una respuesta a sus problemas e incluso antes de que se presente, confían en nuestra orientación”, sostuvo ante los asistentes.

Recalcó que las enfermedades cardiacas son uno de los grandes temas de la agenda de la salud del mundo, por ello la Organización Mundial de la Salud ha comisionado a expertos de alto nivel para proponer acciones que permitan alcanzar una reducción de por lo menos una tercera parte de la mortalidad por enfermedades crónicas no transmisibles para el 2030.