Una secuela de altura Los Increíbles 2

69

Emocionante, visualmente espectacular, llena de acción y nostalgia; sin duda es la 2da parte que todos esperábamos

HACE 14 AÑOS salió una cinta que cautivó a todo el mundo por su espectacular trama, sus carismáticos personajes y por su nombre, una pe­lícula digna de ser llamada Los Increíbles, y ahora, con su segunda parte, afortunadamente pode­mos decir que Disney/Pixar lo hace de nuevo, Los Increíbles 2, es una cinta con una gran ani­mación, una historia cautivadora y estoy seguro que todos los fans saldrán más que satis­fechos de la sala de cine.

Todo comienza jus­to donde terminó la primera parte, y en esta ocasión, Helen toma el rol central, aludiendo también un poco al empoderamien­to femenino, dejando a Bob en casa con Violeta y Dash, gestionando el día a día de la vida normal de estos héroes, una clara refe­rencia a que el núcleo familiar en la actualidad, tiene sus variantes y se debe adaptar a una realidad inminente entre los roles de mamá y papá. Este será un gran cambio para todos, y para colmo, la familia desconoce los incipien­tes superpoderes de Jack Jack, el bebé adorado. Además, un nuevo villano prepara su brillante y peligroso plan maligno, y ante esto, la familia Parr y Frozono, deberán encontrar la forma de volver a trabajar juntos, algo que parece mucho más fá­cil en la teoría que en la práctica, incluso si todos son increíbles.

En el doblaje tenemos a los comediantes Víc­tor Trujillo y Consuelo Duval, quienes regresan en sus papeles de Elastigirl y Mr. Increíble, que sin duda, tanto en su idioma original, como en el doblaje, van a amar cada parte de esta película. Es la recomendación del finde; está llena de acción, de mensajes posi­tivos sobre el buen llevar de una fami­lia, la unión y la valentía, además del mensaje actual sobre la mujer, el cual transmite a través de su personaje principal. La cinta es redonda. Se tenía el temor de que fuera mala o no estu­viera a la altura de su antecesora, pero para fortuna de todos, Los Increíbles 2 es una producción increíble, Brad Bird, el director de la primera y que vuel­ve para la segunda parte, cumple con creces y lleva a esta familia de supers a lugares insospechados, supieron aprovechar la nostalgia y el tiempo que se tomó para su realización, así que sin bronca alguna, les puedo decir que van a pasar un momento extraordinario en su cine favorito.