¿Cuánto polen se respira en ciudades como la de México y Oaxaca?

17

Conjuntivitis, rinitis y síntomas respiratorios como tos y disnea son algunas de las alergias que provoca el polen, el cual está presente todo el año.

Es por ello que investigadores de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en la elaboración de un calendario de concentración polínica para el estado de Oaxaca.

Este calendario de concentración polínica, cantidad de polen en el ambiente, se trabaja en colaboración con la Clínica de Pediatría, Asma y Alergias de Oaxaca y el Colegio Mexicano de Pediatras Especialistas en Inmunología Clínica y Alergia.

Su propósito es determinar las cantidades exactas de polen por metro cúbico de aire, así como las horas del día donde se experimenta mayor concentración y poner esa información a disposición del público en general para que tome medidas preventivas en favor de su salud.

Hasta el momento, la Ciudad de México cuenta con un calendario polínico que puede consultarse a través de la página del Centro de Ciencias de la Atmósfera, cuyo sitio web contiene un enlace al micrositio de la Red Mexicana de Aerobiología donde se encuentra un “semáforo de alertas” sobre los niveles de alergenicidad dividido por zonas.

Leonor Quiroz García, jefa del Laboratorio de Palinología, explicó que gracias a ese trabajo determinaron la presencia de polen de pastos y malezas a lo largo de todo el año y no sólo durante las épocas de mayor humedad, temporada que se creía había mayores concentraciones de polen.

Uno de los resultados importantes de la investigación hasta el momento es que identificaron que debido al cambio climático, en el que se tiene presencia de lluvia a lo largo de casi todo el año, se han desplazado algunos picos de floración y, en consecuencia, se registran más picos de concentración polínica elevada a lo largo de todo el año.

Esos datos son relevantes porque afectan directamente la salud de las personas que son alérgicas al polen. “Esas personas experimentarán los síntomas de sus alergias a lo largo de todo el año y no sólo durante ciertas temporadas, debido a que el nivel de alergenicidad al polen de las malezas y pastos es mayor que al proveniente de los árboles”.

De acuerdo con la investigadora, el proyecto arranca tras una petición del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) en 2005. Ellos nos pidieron medir la concentración de polen para la Ciudad de México, ya que a los alergólogos les interesaba saber qué hay en el ambiente para atender a sus pacientes.

De acuerdo a la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el trabajo en Oaxaca suma ya cuatro años de mediciones de la cantidad de polen en la atmósfera. El primer paso consistió en la instalación de los equipos encargados de realizar las mediciones.

“La información que estos equipos obtienen, se recoge cada siete días, que es cuando se les cambia la cinta recolectora de polen. Una vez instalados los equipos —a 10 metros del suelo para evitar estructuras como edificios que puedan crear barreras al paso del polen—, las muestras obtenidas son etiquetadas y enviadas al laboratorio”, explicó Quiroz García.

Una vez en el laboratorio, las muestras se revisan al microscopio, se identifica y cuantifica el polen para determinar sus niveles de concentración en la atmósfera.

Los resultados obtenidos son cruzados con la información que se recopila a partir de visitas periódicas a los lugares donde se encuentran instalados los equipos para observar la vegetación de los alrededores, así como de la información obtenida en la estación meteorológica que proporciona la información de temperatura, precipitación y dirección del viento, los cuales influyen en la dispersión del polen.

Toda esta información, permite a los investigadores cuantificar, ya sea por día o por hora, cuántos granos de polen hay en el ambiente.

Al referir los hallazgos preliminares, la investigadora enfatizó que en México (en Oaxaca y Ciudad de México) el polen que proviene de las malezas y pastos se encuentra presente todo el año.

“Esa información no se había documentado, pues la literatura científica reporta que durante la época seca del año los árboles son los que polinizan, mientras que en la época de mayor humedad son las malezas y pastos los polinizadores que están presentes en el ambiente”, detalló.

Con información de Notimex.