¿Qué deja el debate?

40

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN
DE FRENTE Y DE PERFIL
ramonzurita44@hotmail.com

Sin conocer todavía el comportamiento de los candidatos en el tercer debate, se puede adelantar que el efecto del mismo no se reflejará en los resultados del 1 de julio, salvo que hubiese ocurrido algo escandaloso en contra de alguno de ellos.

Hasta el momento los dos anteriores de este mismo periodo no cambiaron en nada el orden de las preferencias ciudadanas y a 18 días de los comicios, se duda puedan hacerlo.

Los debates entre candidatos presidenciales se consideran una de las aportaciones en la vida democrática de México e iniciaron en 1994, con un Diego Fernández de Cevallos siendo el ganador del mismo, pero perdiendo la elección presidencial ante Ernesto Zedillo, al que calificó como “el niño de los dieces”.

Nada relevantes, más que las quejas de Labastida contra Fox, por llamarlo “mariquita y lavestida”. La revelación fue Gilberto Rincón Gallardo, cuyo partido perdió el registro.

Seis años más tarde, AMLO desdeñó el primer debate y Madrazo desapareció de la transmisión, cuando se agachó a recoger papeles, en algo que sonó extraño.

En 2012, la edecán del debate fue lo más relevante y el desplome de Josefina Vázquez Mota.

Claro que lo más relevante de los dos debates de esta contienda es que Margarita Zavala inició como candidata presidencial, aunque desistió de ello, por lo que ya no apareció en los otros dos y en el segundo la gracejada de la cartera de López Obrador y el mote de “Ricky Ricón Canallín” en contra de Ricardo Anaya.