Esperanza en Ticul

40

TICUL, YUCATAN.– Los ríos de gente cada día se incrementan en las giras de Andrés Manuel López Obrador y a ratos amenazan con desbordar. Ya se olfatea el triunfo, por eso es tanta la pasión que se percibe en cada asamblea.

Hoy, en este girón de la tierra del faisán y del venado que es gobernada por el bipartidismo PAN-PRI, el tabasqueño se llevó las palmas. Ticul, un municipio distante a unas dos horas de la capital, donde se fabrican zapatos para todo el país y tiene como fuente de ingreso la venta de cerámica, los yucatecos le celebraron a AMLO el triunfo de anoche en el último debate presidencial.

La gente ‘hormiguea’ a lo largo y ancho de la plaza. AMLO viste guayabera blanca con bordados de colores. Lo acompaña Beatriz y el candidato de Morena a la gubernatura, Joaquín Díaz, El Huacho. ¡Arriba El Huacho!, grita Beatriz. La entrada al templete es tumultuosa, apasionada, cálida. Todos quieren celebrar con el tabasqueño.

Los ticulenses ya le dan trato de Presidente, pero no sólo hay gente de Ticul. Muchos vienen de Mérida y de comunidades aledañas a saludar a Obrador. Se hace eterna la entrada por la valla metálica que parece que la van a echar abajo los simpatizantes. AMLO se detiene a recibir besos. Se toma fotos con todos. Se para a escuchar consejos de los mayores que le tiran el brazo, el hombro. No le importa perder 30 segundos o un minuto. No le regatea nada a nadie. Ni las selfies a las muchachas y a los universitarios que pululan.

Está muy sonriente y jovial. Luce fresco y rozagante. No hay huellas del desvelo en su rostro.

“La corrupción es el cáncer que está destruyendo al país, y me canso ganso de que vamos a acabar con la corrupción”, postula.

Refiere que no hay peor mafia que el político corrupto. Se roban al año por debajo del agua 500 mil millones de pesos al año, de un presupuesto de 5 billones de pesos. “No hay una mafia que robe tanto”. La gente enloquece con la arenga, aplaude y corea. Unos más traviesos mientan madres, insultan, se desquitan con la boca. Luego promete regresar a Yucatán para el cierre de campaña, la próxima semana.