¿Niñera o guardería? al cuidado de nuestro bebé

30

Los pros y contras de cada una de las opciones que las madres deben analizar en algún momento de sus vidas

A la hora de elegir un tipo de cuidado para nuestros peque­ños, los padres debemos te­ner en cuenta cada detalle. Por supuesto, sus preferen­cias y la situación familiar tie­nen mucho que ver.

Más que nada para las ma­más, dejar al bebé en casa pa­ra volver al trabajo es una op­ción muy difícil. Una vez que se termina la licencia por ma­ternidad y el periodo de lac­tancia ya está avanzado, llega la hora de retomar las activi­dades profesionales.

En ese momento, tanto ella como su pareja querrán es­tar seguros y tranquilos con la persona a cargo de su peque­ño. La elección entre guarde­ría o niñera suele plantear más de un interrogante. Se deben evaluar muchas cuestiones, como la calidad del cuidado, el horario, el servicio y, lógica­mente, también el costo.

¿SABIAS QUÉ?

Al decidir se deben eva­luar muchas cuestiones, como la cali­dad del cui­dado, el hora­rio, el servicio y el costo.

Niñera: ventajas y desventajas

LOS PROS

Contratar una niñera pue­de ser beneficioso en mu­chas situaciones:

El pequeño se queda en casa, lo que da mayor con­fort y seguridad.

Se previene el contagio de enfermedades y la expo­sición al sol, las lluvias y el frío.

El vínculo con la perso­na a cargo se creará mu­cho más rápido; de hecho, la unión entre los bebés y sus niñeras suele ser muy fuerte si el trato es el adecuado.

Puedes convenir horarios poco habituales para oca­siones especiales.

CONTRAS

Suele tomar bastan­te tiempo hallar una niñe­ra que, además de ser res­ponsable y hacer bien su trabajo, logre conectar con el pequeño y lo cuide y quiera como debe ser.

Por lo general, este ser­vicio personalizado es más caro que el de una guardería.

Más allá de la confianza que pueda haber, puede costarte tener a una per­sona que no conoces en tu hogar todos los días.

Los términos niñera y au pair no refieren al mismo tipo de trabajo.

 

PROS Y CON­TRAS DE LAS GUARDERÍAS

Los principales beneficios que estas ofrecen a los pa­dres son:

Una alternativa más econó­mica que contratar una niñe­ra que se quede en casa.

Quienes trabajan en ellas suelen ser personas capa­citadas, con vocación y ele­gidas específicamente para hacer este tipo de trabajo.

Los requisitos de seguri­dad e higiene están regula­dos; de todos modos, es bue­no que te des una vuelta de vez en cuando para verificar­lo tú misma.

Control constante: hay es­tablecimientos que cuen­tan con un circuito cerrado de cámaras; así, a través de un usuario y clave personal, puedes ver qué hace tu bebé desde un ordenador.

Puedes compartir opinio­nes y experiencias con otros padres.

LAS DESVENTAJAS

Deberás sacarlo de casa a diario y exponerlo a condicio­nes climáticas adversas.

Puede contagiarse de res­fríos u otras afecciones que pueden disminuir su salud y .

No tendrá una atención personalizada.

Puede sentirse intimida­do ante un ambiente nue­vo y tantas personas que no conoce.