Sin caer en provocaciones

CANDIDATAS Y CANDIDATOS A ALCALDÍAS DE LA CDMX VAN DE CASA EN CASA Y COLONIA POR COLONIA

32
FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM
Galileo Galilei

Propios y extraños vieron como ganador al candidato morenista Víctor Hugo Romo a la alcaldía de Miguel Hidalgo, durante el debate avalado por el IECM, el martes en canal 21. Sin caer en provocaciones, ni en guerra sucia, Romo Guerra se concretó a presentar su proyecto de Gobierno pues sabe y reconoce que los habitantes en esa demarcación no pueden esperar más tiempo para que sean atendidas sus demandas de seguridad, agua potable, recolección de basura, vialidad y poner un alto al desarrollo inmobiliario desordenado.

El resultado del debate, es reflejo del trabajo de campo que Víctor Hugo Romo realiza en la Miguel Hidalgo. Allá en territorio de Iztapalapa quienes la conocen, reconocen el trabajo que Janet Hernández Sotelo viene realizando a favor de los iztapalapenses. Es decir que la asambleísta ciudadana de la mano del candidato priista al GCDMX, Mikel Arriola ha creado altas expectativas entre los habitantes de esa demarcación, pues saben que de ganar muchas cosas buenas sucederán.

Ya lo veremos. Pese a la guerra sucia de la que ha sido objeto, la candidata a la alcaldía de Iztacalco, Elizabeth Mateos, no ha descuidado su trabajo de campo para conocer las demandas ciudadanas.

Se dio tiempo para acudir a la PGJ a denunciar a sus oponentes políticos, por violencia de género y política, pues al verse abajo en las encuestas recurren a todo lo negro para llamar la atención ciudadana.

La candidata de la CDMX al Frente no ha caído en provocaciones, al mantener sin cambio su programa de proselitismo casa por casa, colonia por colonia. Otra candidata que no pierde el ritmo, es Nora Arias, candidata a la alcaldía de la GAM.

Del otro lado, sabe que para darse a conocer recurren a todo tipo de juego sucio, rumores y falsedades, por lo que lejos de caer en provocaciones se ha dedicado a gastar suela recorriendo todas las colonias de la demarcación para recoger las demandas ciudadanas que enriquezcan su proyecto de gobierno y ponerlo en marcha desde el primer día de gobierno en caso de ganar el 1 de julio próximo. Bien.