Censura, un cáncer que atenta contra la libertad de expresión

428

Ciudad de México.- “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas, ya sea oralmente, por escrito, o a través de las nuevas tecnologías de la información, el cual no puede estar sujeto a censura previa sino a responsabilidades ulteriores expresamente fijadas por la ley”, es la definición que estipula la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la libertad de expresión.

Este derecho es atentado con la censura que principalmente se presenta en los medios de comunicación, donde se han presentado capítulos en los cuales periodistas o comunicadores se ven relegados por no cumplir con intereses políticos, económicos o sociales.

 

Alcoholismo en Los Pinos

Una de las emisiones consentidas por la audiencia salió de un momento a otro del aire en 2011. Carmen Aristegui fue despedida por MVS Radio.

La empresa argumentó que la titular del espacio matutino “transgredió el código de ética de la empresa, por lo que se decidió dar por terminada la relación laboral que se tenía con ella”.

Esta noticia generó polémica e incertidumbre en los seguidores del programa y en los medios de comunicación que buscaban el motivo real de este despido.

Trascendió que este cese fue por las declaraciones que emitió la titular sobre la protesta que diputados del Partido del Trabajo (PT) realizaron en San Lázaro y a la manta que colocaron con la fotografía del presidente Felipe Calderón en la que se leía: ¿Tú dejarías a un borracho conducir tu auto? No, ¿verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir al país?

“No es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón. Si usted es usuario de las redes sociales –por ejemplo–, pues en ese circuito de comunicación de la sociedad mexicana es frecuente ver expresiones que aluden a esa circunstancia que no podemos corroborar (…)

“Debería realmente la propia Presidencia de la República dar una respuesta clara, nítida, formal al respecto. No hay nada de ofensivo –me parece– cuando alguien, si es que fuera el caso, atravesara por un problema de esta naturaleza (…)

¿Tiene o no Felipe Calderón problemas de alcoholismo? Esto merece, insisto, una respuesta seria, formal y oficial de la propia Presidencia de la República”, expresó Aristegui.

Si bien regresó a MVS años más tarde, la relación entre la reconocida periodista y la cadena tuvo otros capítulos donde el colofón no fue positivo para ambas partes.

 

¿El fútbol, más popular que las elecciones?

En los recientes años, los candidatos a llegar a la silla presidencial tienen como eje central en sus campañas políticas a los debates.

De cara al debate presidencial de 2012, el exfutbolista y ahora comentarista Carlos Albert apeló a su personalidad férrea y frontal para expresarse en contra de la Liga MX, pero particularmente contra la determinación de TV Azteca de transmitir un partido a la misma hora que el debate y en su canal principal (13, ahora Azteca Uno).

Tanto en la emisión de Fútbol Picante de ESPN como en sus redes sociales, Albert llamó a boicotear el partido porque el debate es de interés social.

“Enterado de que el juego Morelia- Tigres coincidía con el anunciado debate político entre candidatos a la presidencia, consideré importante darle salida a mi creencia de que la preferencia de Tv Azteca por el futbol carecía de sentido social, y aprovechando mi Twitter personal, envié varios mensajes invitando al público a darle la espalda al futbol y ver el debate en ese horario”, escribió el periodista en su columna del diario La Afición.

“De pronto recibo una llamada del jefe de mi jefe que me buscó desde la matriz de ESPN para decirme textualmente… ‘Carlos, tus twitters pidiendo audiencia para el debate y pidiendo que no vieran el futbol A LA MISMA HORA han enfurecido a mucha gente DENTRO Y FUERA DE LA EMPRESA (ESPN), por lo que te pido que POR LO PRONTO NO TE PRESENTES A TRABAJAR EL PRÓXIMO DOMINGO A RESERVA DE QUE NOS COMUNIQUEMOS CONTIGO EL LUNES…

“Finalmente, se me comunicó que mis jefes en ESTADOS UNIDOS habían decidió dar por terminada la relación laboral ‘PORQUE MIS TWITTERS INVITANDO A NO VER EL FUTBOL ATENTABAN EN CONTRA DE UN SOCIO COMERCIAL DE LA EMPRESA’, entiendo que ese socio comercial puede ser TV AZTECA”, cerró.

Anti-AMLO

Previo a los comicios presidenciales del presente 2018, hay un candidato que es el centro de atención: Andrés Manuel López Obrador.

De manera negativa o positiva el morenista se ha llevado todos los reflectores tanto de la ciudadanía como de los medios de comunicación.

En su cuenta de Twitter, el periodista Ricardo Aleman publicó un mensaje en el cual recordaba los asesinatos de personajes famosos acompañado de la frase “A ver a qué hora, chairos” en clara referencia a los simpatizantes de López Obrador.

Las críticas provocaron que fuera despedido por Televisa y Canal 11. ¿Un acto de censura o un castigo ejemplar por hacer apología de la violencia?, es una pregunta que aún no está resuelta.

Lo cierto es que esta publicación le provocó ser silenciado por dos medios, caso contrario, a Milenio y Mexiquense que le otorgaron la confianza de emitir un juicio sobre un hecho de interés nacional.

La intolerancia en temas de política suele ser un arma para atacar no sólo a las cúpulas del poder, sino también al prójimo que tiene una ideología contrastante.

Estos sólo fueron tres casos de los cientos que existen no sólo a nivel nacional e internacional, sino en la cotidianidad cuando “obligan al silencio”.