“Cayucao completo”

El rostro de AMLO irradia felicidad. Veracruz y Puebla, actos tumultuosos.

55
Archivo / cuartoscuro.com

Andrés Manuel López Obrador ya iba de salida. Aquella guapa muchacha que corría entre el tumulto lo pretende abrazar, y sólo alcanza a revolotearle con la mano su plateada cabellera, ante la mirada de todos y la sonrisa cómplice del candidato. Luego, ella feliz, deja que se aleje el tabasqueño que presuroso sube a su camioneta.

Otra chava que estaba en la rebambaramba que se forma en torno a AMLO, grita ante todos, ¡le chupé la mano; no me la voy a lavar en un año!

Dos hombres sombrerudos con aspecto de labriegos hablan entre sí extasiados: ¡hicimos una carta chingonsísima y se la entregamos, se la entregamos!

Así ocurrió la gira por Puebla del candidato presidencial de la coalición Morena-PT-PES Juntos Haremos Historia, de este martes en Teziutlán, Tecamachalco y Atlixco. Aunque el primer punto fue Martínez de la Torres, Veracruz.

Obrador luce feliz, y lo que le sigue. Todos los integrantes de la coalición saltan de alegría. Atrás quedó la molestia de la negativa del PRD de autorizar el Zócalo para el cierre de campaña en la CDMX.

En los mítines, el tabasqueño presume la encuesta del diario Reforma, donde tiene una ventaja del 64% en la capital del país.

Además, anuncia que Morena y sus aliados ganan el Senado de la República, la Cámara de Diputados, la Asamblea Legislativa y las gubernaturas, incluidas Tabasco y Puebla, así como los gobiernos municipales.

A Obrador no le gusta el término “carro completo” que por décadas utilizó el Partido Revolucionario Institucional. Por eso, cuando habla del triunfo de Morena le sale a flote lo tabasqueño: “se puede decir que va a ser un cayucao; cayucao completo”.

En Tecamachalco, Obrador es recibido con júbilo. Los lugareños lo llenan de collares de flores rojo-vino del color de Morena y guirnaldas. Al igual que al senador Miguel Barbosa, candidato a la Gubernatura y a Manuel Bartlett, el ex gobernador poblano de raíces tabasqueñas.

“Así como ustedes me quieren les quiero yo, pero un poquito más. Voy a estar a la altura de ese cariño, a la altura de ustedes; no les voy a fallar, no les voy a traicionar”, le dice emocionado a los poblanos.