Moda embarazadas vestidos de novias

22

Encontrar un vestido de novia es todo un reto, pero cuando estás embarazada se convierte en algo casi imposible

Es probable que dos hermosos eventos en la vida de toda mujer puedan coincidir en un mismo pe­ríodo de tiempo como tu boda y un embarazo. El siguiente reto es en­contrar un atuendo que permita lu­cir tu curva de la felicidad en ese día tan especial: ¿cuáles son los vesti­dos de novias para embarazadas más adecuados?

Aunque pudiera verse como algo muy difícil, lo cierto es que los vesti­dos de novias para embarazadas no es una misión imposible (o tal vez si). Para ayudarte a buscar el atuendo perfecto, aquí tienes algunos conse­jos que te ayudarán a elegir el que se adapte perfectamente a tus futu­ras formas.

En definitiva, cuando llega la ho­ra de elegir entre tantos vestidos de novias para embarazadas, lo más im­portante es que te sientas cómoda.

La talla ideal

Ciertamente, el modelo que eli­jas no debe ser ni demasiado grande ni demasiado ceñido. Sin lugar a dudas, esta es una de las principales preocupaciones para una futura mamá que debe asistir a una boda. Lo ideal para un ves­tido único y perfectamente adap­tado a tu anatomía es acudir a la tienda donde encargarás tu ves­tido e informarles de tu situación.

Elige el estilo ideal

La sencillez y sobriedad son los conceptos clave a la hora de es­coger el vestido. Por eso, tienes que optar por un estilo simple, sin exceso de adornos. En cuanto a los materiales, te recomendamos elegir tejidos como la gasa, el tul o la seda porque aportan fluidez y movimiento al vestido. El estilo de maquillaje debe ser fresco.

Los detalles

Los accesorios

  • El velo largo ha estado muy de moda por algún tiempo. Lo ideal para la mujer embara­zada es usarlo en la espalda en lugar de en la cara, para no sentir demasiado calor.

Sobre los guantes, todo de­pende del vestido; es mejor elegir transparente que sati­nado para ganar algo de lige­reza. Incluir joyas en la cabeza también está muy de moda y ofrece un toque sofisticado a tu atuendo.

El calzado

  • Ten en cuen­ta que tus pies tienden a hin­charse duran­te el emba­razo. Por lo tanto, debes sentirte espe­cialmente cómoda con los zapatos elegidos. Evita los tacones de aguja; asimismo, opta por usar tacones peque­ños o cuñas, como bailarinas o sandalias.

Bebé oculto

  • Si prefieres ocultar tu ba­rriga, los ves­tidos de corte imperio son la mejor opción porque caen hasta los pies sin oprimir el vientre y están muy de moda. Este corte se ajusta en el pecho y cae con fluidez.

Antes de elegir, toma en cuenta lo siguiente

El escote

  • En cuanto pe­cho, el más favo­recedor es en “V”, ya que te ayuda a resaltar el busto. Durante esta eta­pa de tu vida, tu pecho aumen­tará de tamaño; este escote se adaptará perfectamente a tus nuevas proporciones.

Presume barrriga

  • Si quieres que tu barriga se no­te, puedes optar por cortes sirena, que se ajusta­rán a tu figura. Los de corte en A marcarán tu cintura pero no en exceso, lo que disimulará tu em­barazo.

Para lucir un vestido de nvovia, puedes decantarte por uno cor­to. Si tienes unas piernas boni­tas; es ideal para los primeros meses.

El color

  • Aunque estés embarazada, no debes renunciar al color blanco. No obstante, si buscas cambiar, el color marfil es uno muy utili­zado en los vestidos de novias para embarazadas.

De lo contrario, el rosa pálido y el champán son tonos muy bonitos