Un día con… La chica dorada

59

 La cantante compartió su intimidad desde la comodidad de su hogar

PAULINA RUBIO, abrió las puer­tas de su casa en Miami ante las cámaras de Telemundo, para co­nocer un poco más de su intimidad, como parte de la promoción de su nuevo sencillo Desire, me tienes loquita.

“Quiero que me acompañen a todo lo que hago este día… Pauli­na is back babys”, dijo la cantante a sus seguidores mientras se le­vantaba de su cama.

Después, desde la sala de su casa, la intérprete de Mi nuevo vicio, se dejó ver practicando yo­ga y leyendo algunos libros, pero sin duda el momento que robó la atención fue cuando de imprevisto salió corriendo el pequeño Eros, fruto de la relación con Gerardo Bazúa.

Además, la mexicana ha com­prado el Golden Eye, un yate de 12 metros de eslora.