Roald Dahl libros que todo niño debe tener

34
An adorable young "teacher" reading a book to her toy students. On a white background.

Es una recopilación de las mejores obras literarias para tus hijos

El próximo 13 de septiembre se cum­plieran 102 años del nacimiento del famoso novelista y autor de cuentos Roald Dahl entre los que seguramen­te recuerdas con cariño son: Matilda, Charlie y la Fábrica de Chocolate o James y el melocotón gigante.

Son sólo algunos de los títulos que nos hicieron reír y soñar cuando éra­mos pequeños y que pasaron a for­mar parte de los recuerdos de la in­fancia de varias generaciones.

Siempre es buen momento para rendir homenaje a Roald Dahl y re­descubrir junto a tus hijos algunas de sus obras más importantes, ilustradas por el genial Quentin Blake.

Te dejo algunos títulos para que redescubras junto a tus hijos algunas de sus obras más importantes de este clásico, Roald Dahl.

James y el Melocotón Gigante

EDAD: DE 9 A 12 AÑOS

Tras la muerte de sus padres, James tiene que mudarse con sus horribles tíos, quie­nes le obligan a trabajar muy duro. Un día, tras una pelea, huye hacia el bosque y allí se encuentra con un anciano que le rega­la unas piedritas verdes en una bolsa. Unas piedritas que, asegura, le devolverán la fe­licidad. Pero tal es su mala suerte que tro­pieza, y las piedras caen encima de un me­locotonero que nunca consiguió dar frutos. A partir de ese momento, el melocotonero crece y crece y crece sin parar. James mor­derá ese melocotón gigante y descubrirá un mundo lleno de aventuras, que le llevará a conocer a personajes entrañables.

 

Charlie y la Fábrica de Chocolate

EDAD: DE 9 A 12 AÑOS

Charlie vive con sus padres y abuelos en una pequeña casa. Son pobres y siempre tienen hambre y frío. Pero su suerte cam­bia gracias al señor Wonka, el dueño de una impresionante fábrica de chocolates, que para premiar a sus fieles clientes escon­de cinco billees de oro dentro de sus cho­colatinas. Charlie es uno de los afortuna­dos y consigue el premio: visitar la increíble fábrica de chocolates del señor Wonka. En ella vivirá miles de surrealistas aventuras. A partir de ese momento, la vida de Charlie da un giro de 180 grados. Comprar Charlie y la fábrica de chocolate también fue llevada al cine en 2005.

¡Qué asco de bichos! y el Cocodrilo Enorme

EDAD: DE 9 A 12 AÑOS

Este libro trata de una serie de cuentos bre­ves escritos en verso, repletos de imagina­ción. El cocodrilo enor­me narra la historia de un cocodrilo que siem­bra el terror en la sel­va que tiene una pecu­liar obsesión: comerse a un niño. En su via­je, emprendido para al­canzar su objetivo, vivi­rá una serie de aventura surrealistas y llegará a disfrazarse de mil cosas para poder por fin pro­bar el suculento manjar.

Las Brujas

EDAD: DE 9 A 12 AÑOS

Un niño de siete años se encuentra de va­caciones en casa de su abuela en Norue­ga cuando recibe la terrible noticia del falle­cimiento de sus padres en un accidente de tráfico. A partir de ese momento, el niño y la abuela deben mudarse a Londres, a la casa familiar. Luego de un tiempo ambos deciden organizar unas vacaciones juntos al Hotel Magnífico de Bournemouth y allí descubren algo inquietante: las brujas de todo el mun­do, bajo la apariencia de señoras corrientes, celebran su Congreso Anual dónde deciden aniquilar con un ratonizador mágico a todos los niños. ¿Conseguirán llevar a cabo su malvado plan?

Matilda

EDAD: DE 9 A 12 AÑOS

La historia es de una niña superdotada, con una inteligencia muy por encima de la media y una gran lectora. Sensible, alegre, divertida y muy lista, Matilda es admirada por todos; por todos, menos por sus padres. Al llegar al colegio, conoce a la señorita Honey, una ma­dre para Matilda, que sabe ver su potencial y le da el cariño y la comprensión que una niña de su edad necesita. Aunque no se lleva nada bien con la directora de su colegio, la señorita Trunchbull, un ser malvado y despiadado que trata a los niños como a auténticos animales. Pero un día, Matilda descubre que tienes po­deres telequinéticos, y sabe muy bien cómo y con quién utilizarlos. Es probable que tam­bién recuerdes con cariño la película infantil basada en esta obra de Roald Dahl.