Son pura vida

32

Ciudad de México.– Hace cuatro años, en Brasil 2014, literal, Costa Rica enamoró al mundo y cautivó hasta a los que no son tan amantes del futbol.

De la mano del técnico Jorge Luis Pinto, quien ya no está más en el banquillo del combinado tico, los Pura Vida dieron la campanada derrotando a Inglaterra e Italia, que no fue cosa menor.

Sin duda, se convirtió en la sorpresa del torneo. Después en Octavos de Final se encontró con Grecia, y también dio cuenta del conjunto helénico, alargando un sueño con tintes de increíble.

Ya en Cuartos, ante Holanda, la escuadra costarricense cayó en los penaltis, pero esa Copa del Mundo quedó como la más provechosa para este cuadro de la Concacaf que, con la gran mayoría de aquella camada, busca darle otro golpe a la historia, ahora en Rusia 2018, con el recuerdo fresco de que sí se pudo.

Enclavado en el Grupo D, el cuadro ahora dirigido por Óscar Ramírez tendrá que enfrentar a Brasil, Suiza y Serbia. Aunque no parece tan a la mano, este seleccionado podría aspirar al segundo sitio de su Batallón, pues está a la par de los que buscarían el otro boleto.

KEYLOR NAVAS

AUNQUE SIEMPRE ha tenido los reflectores apuntándole de manera suspicaz, se adueñó de la portería del Real Madrid, y ahora llega al Mundial como Tricampeón de la Champions League. Es una garantía en el arco.