Refuerza GCDMX operativos en establecimientos mercantiles irregulares

52

Como parte del seguimiento a quejas ciudadanas sobre establecimientos mercantiles que operan de manera irregular, del 5 de abril al 25 de mayo autoridades del Gobierno de la Ciudad de México realizaron 68 intervenciones en 55 negocios, de los cuales en 49 se aplicaron medidas de suspensión de actividades o clausura temporal.

Las colonias atendidas son: Obrero Popular, de la delegación Azcapotzalco; Nápoles, en Benito Juárez; Centro, Condesa, Roma Norte, San Rafael y Tabacalera, en Cuauhtémoc; así como Anáhuac, Mariano Escobedo y Popotla en Miguel Hidalgo.

En los operativos participa personal de la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección General de Gobierno (DGG); de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) y del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA).

El pasado jueves y viernes se realizaron inspecciones a establecimientos mercantiles que venden alcohol, principalmente en las inmediaciones de Ciudad Universitaria (CU), en la zona centro y oriente de la capital del país. En el primer caso, para inhibir la venta y consumo de bebidas alcohólicas en el contexto de las actividades que se organizan cada año con motivo del fin del ciclo escolar.

Derivado de esta revisión, se entregaron 185 apercibimientos a 37 establecimientos mercantiles y se clausuró una ubicado en la calle de Comercio, esquina Administración en la colonia Copilco Universidad, sin que se registrara incidente alguno.

En los operativos se hizo énfasis en la inspección de las llamadas “chelerías” de la delegación Venustiano Carranza, donde se suspendieron actividades de cinco establecimientos en la colonia Ignacio Zaragoza, así como otros dos en la Valentín Gómez Farías.

Mientras que en la colonia Roma Norte de la delegación Cuauhtémoc, algunos negocios fueron clausurados o suspendidos dependiendo de su situación jurídica.

Estos lugares fueron cerrados por falta de documentación para su funcionamiento, insuficiente señalización y medidas de seguridad, no contar con anuncio de aforo ni con programa interno de Protección Civil, entre otras irregularidades.